El paradigma de la aceleración

Cuando Zeir Ánpin se revela ante Máljut podemos acelerar el ritmo del desarrollo. Hasta ahora, avanzando por la historia en los niveles inanimado, vegetativo y animado, no podíamos acelerar el tiempo. En general no sabíamos en qué estado nos encontramos y qué proceso pasamos.

Pero ahora entrando en el periodo de las correcciones tenemos el libre albedrío. Realmente podemos acelerar el curso de los acontecimientos, sin esperar el final del sexto milenio. Todo depende solo de nosotros. Con nuestros esfuerzos podemos incluir dentro de nosotros las cualidades de Zeir Ánpin incluso antes de los seis mil años. Porque se trata de los escalones espirituales o no del calendario. Y por eso podemos acercarnos al ascenso del escalón del séptimo milenio.

Del siguiente desarrollo nos escribe Baál HaSulám en la introducción al libro “De la boca del sabio”.  También hay los escalones espirituales, porque el Shabát (sábado), el séptimo milenio son las Sefirót JaGáT–NeJÍ-M. Y además existen los tres escalones más que se llaman “la cabeza”. Nos incluimos en ellos después de siete mil años y esto está por encima de nuestra percepción actual, porque se recibe en el Kli, la vasija, que ya terminó sus correcciones y se asemejó al Creador por sus cualidades.

No está escrito en ninguna parte acerca de esto. En los libros cabalísticos se encuentran solamente unos sutiles comentarios sobre estas etapas. Esperemos, que podamos alcanzarlas rápidamente.

(34593 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 06 de Febrero del 2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Una mirada hacia el séptimo milenio

La velocidad del avance espiritual

El sábado es el resultado de las correcciones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: