El progreso es un solo paquete con el egoísmo

Todo el progreso de la humanidad en el trascurso de varios miles de años, está dañando la naturaleza y a nosotros. Es un “agravio” con pleno propósito de manera que nos lleve a la realización de nuestro mal.

Al concentrar todo constantemente  en nosotros mismos, nos damos cuenta de que todo esto no está bien, no funciona cuando se trata de salir fuera.

Entonces ¿por qué necesitamos este completo desarrollo histórico? ¿Por qué tengo que volver a este mundo y sufrir en él de generación en generación, por miles de años? Después de todo, hemos estado en este mundo muchas veces, hemos vivido esta vida muchas veces. ¿Para qué? ¿Para alcanzar este estado final? ¿Fue esta la única manera de llevarnos a la decepción? O ¿hay otra posibilidad?

En realidad, este no es el punto. Todo lo que hemos experimentado y pasado a lo largo de miles de vidas en este mundo era necesario. Sólo ahora comenzamos a elevarnos y a salir de nosotros mismos con este egoísmo y a experimentar su amargo “plan”. Necesitamos un gran “agujero negro” de egoísmo. Esto tenía que manifestarse con todos nuestros problemas.

Hemos puesto mucho esfuerzo en tratar de llenar este egoísmo, pero mañana podría desaparecer, y una vez más tendríamos que seguir esta vida, su llenado, los diferentes valores, y así sucesivamente. Sin embargo, todas nuestras acciones son almacenadas en una memoria egoísta enorme, que comenzamos a desentrañar gradualmente en la dirección opuesta sólo en un momento posterior. Entonces, los esfuerzos invertidos en llenarnos nosotros mismos se dieron vuelta y nos ayudan a desenrollar, aparentemente fuera de nosotros toda la historia que hemos vivido.

Es imposible comenzar simplemente un desarrollo diferente, externamente dirigido al desarrollo altruista partiendo del egoísta. Es imposible empezar a percibir el mundo espiritual sin preparación. Esto sólo puede llevarse a cabo después de que una persona experimenta toda su esencia egoísta, descubriéndose por completo a sí mismo, de que se da cuenta por completo que él está dentro de esta naturaleza egoísta, que todo está dentro de él, que recolecta todo dentro.

Al mismo tiempo, se establecen los términos de nuestra circulación. No imponemos a nadie la Cabalá, sólo la ofrecemos a las personas que ya sienten: “Eso es todo, este es el final, debo llegar al próximo nivel”. Esa es la única manera. Si una persona no está preparada para esto, la Cabalá no hará nada por él. En este caso, él debe seguir existiendo en este mundo por algún tiempo más, para completar todo su “paquete”  egoísta.

(34044 – De la lección 2, Convención de Berlín del 01/28/2011)

Material Relacionado:
El modelo absoluto del progreso
No hay desarrollo sin las mujeres
La comunicación virtual está más cerca de la espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: