El sistema de trabajo mutuo es la clave para el éxito

Pregunta: ¿Qué podemos hacer para evitar estar satisfechos con nuestro esfuerzo externo?

Respuesta: Si una persona sabe que sólo la intención de alcanzar la meta, sobre el cual discierne constantemente, le acerca a la espiritualidad, entonces no ve la acción como la clave. La intención es el Kli (vasija) donde recibe la recompensa y, por lo tanto, todos los discernimientos ocurren dentro de él. Las acciones sin intención no se toman en cuenta en lo absoluto.

Quizás una persona complace al Creador, pero con una intención de gratificarse a sí mismo. Es la mayor fuerza impura, una Klipá (cáscara). El grado más exaltado de otorgamiento se balancea con la Klipá más grande: La acción es la misma mientras la intención es diferente.

En el exterior, no se nota, y una persona parece estar anhelando otorgar. El Faraón, el deseo de sentirse satisfecho, obedece con precisión las órdenes del Creador. Una persona actúa de acuerdo con sus deseos y mueve todas sus fuerzas, solo para sentirse bien por su propio beneficio. Constantemente piensa en el Creador (ya que es la fuente de placer) y se esfuerza por hacer lo mejor por esta fuente, pero para su propio bien.  Esto es considerado como Faraón, el ángel de la muerte.

Para evitar esto, como en cualquier otro caso, solo una visión clara del objetivo y el apoyo mutuo pueden ayudar. Sin interacción, no hay chance de permanecer en el camino sin caer. La generación actual es la generación de la corrección, y su éxito depende del apoyo mutuo. La corrección se produce en función de la garantía mutua y solidaria. No existe otra fuente de donde tomar la energía y la dirección adecuada.

Y eso es bueno porque siempre hay trabajo que hacer para exigir una conexión más estrecha. Y si sentimos que no es autentica sino superficial, está bien también. Este camino es más fácil que el individual, a pesar del hecho de que todo el mundo depende de todos los demás. Solo el anhelo colectivo hacia la unidad y la anulación de cada uno de nosotros en relación con el grado superior (el maestro, el grupo, y los libros) nos ayudará a protegernos contra la complacencia.

(35131 – De la lección diaria de Cabalá del 12/31/2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:
Una mente brillante no es una garantía de la Luz
Los dos principios para el éxito
Elevándonos por encima de los obstáculos


Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta