Escuchando la melodía del mundo espiritual

La imagen inicial que aparece ante un principiante que lee El Libro del Zohar es muy desordenada. Él se confunde, sin entender qué tipo de lenguaje utiliza exactamente, el idioma de la Cabalá, o si habla a través de las Luces, Kelím, y Partzufím, o en el lenguaje de las historias.

A menudo, el mismo párrafo en el Zohar utiliza una mezcla de lenguajes. Por ejemplo, por un lado se habla de Adán, Eva, la serpiente y así sucesivamente. Por otro lado se está hablando de Máljut y Zeir Ánpin y cómo se unen, alcanzando ZAT o GAR de Bína. Es así porque el mismo pecado y su corrección lo cual está descrito en la Torá, pueden ser descritos en cuatro lenguajes, los del Tanáj, Halajót, Hagadót (historias), y de la Cabalá. Sin embargo, una persona no conecta todo esto todavía.

Sin embargo, según la medida en la que avanza, dentro de su Kli más corregido o el deseo, él entiende la manera de trasladar las cosas de un lenguaje a otro. Él puede entonces utilizar el lenguaje del Tanáj o las Halajót para explicar las cosas escritas en el lenguaje de las Sefirót. El lenguaje de las historias es más profundo, y por lo tanto es más difícil de explicar las cosas por medio de él.

Él puede ir de un lenguaje a otro, de una expresión a otra. Es así porque, en esencia, él expresa sus sensaciones interiores o cómo los pensamientos y deseos que antes eran opuestos, ahora se unen dentro de él.

Esto es lo único que expresamos. ¡No necesito un lenguaje, letras, ni nada! Tengo sentimientos (sensaciones en el deseo) y la mente. Anteriormente ellos fueron guiados por el odio, mientras que ahora los traslado a la unidad y al amor. No tenemos nada más que eso. Todo lo que hacemos es revelar la desunión y la ruptura, y por medio de la corrección de ellos alcanzamos la implementación del amor.

Sin embargo, es posible hablar de esto con palabras de los cuatro lenguajes, y además, en vez de explicarlo con palabras, también es posible sólo sentirlo en su interior. Es por eso que a una persona que alcanza la espiritualidad no le importa en qué lenguaje está escrito. Él se desplaza entre los lenguajes puesto que para él todo esto es lo mismo.

Es igual a la forma en la cual un músico experimentado busca en las notas escuchando la melodía que estas notas interpretan dentro de él, o cómo un chef profesional que busca una receta y ya experimenta el sabor del plato.

(35511 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/16/11, El Zohar)

Material relacionado:

La rueda de la fortuna

El lenguaje común entre nosotros y el Creador

Un mensajero entre dos polos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta