La debilidad no es un vicio

Pregunta: A veces, durante la lección hacemos preguntas que demuestran nuestra debilidad, que no estamos avanzando ni tenemos éxito como se esperaba. Veo que usted no rechaza esas preguntas, más bien trata de responder una y otra vez.

Respuesta: estudiamos que cuanto más avanza una persona, más inútil, impotente, y pequeño se siente. No te sientas avergonzado porque no nos medimos en comparación con los gallos en el gallinero, sino en comparación con el Creador.

Si estoy en el gallinero, entonces me siento como un héroe. Pero si el Creador se me revela, es apenas natural que me someta. No hay vergüenza en ello. No puedo juzgar tales cosas ni ignorar a una persona si me dice que es débil. Yo estoy bien familiarizado con esos estados. La debilidad no es un problema en este momento. Por el contrario, la debilidad es el alcance de sí mismo en su forma auténtica, en el trasfondo de la Luz Superior.

Pero surge una pregunta: ¿Queda algún deseo de alcanzar la meta en una persona en el momento en que ha perdido la fe en su fuerza, y desea aún adquirirla con pasión? Allí es cuando él clama correctamente por ayuda.

Obviamente, todo el mundo tiene que experimentarlo individualmente, además de explicar a todos nuestros amigos alrededor del mundo que el alcance de la humildad personal y la conciencia del valor de la meta, son dos condiciones imprescindibles para cruzar el Majsóm (la barrera que nos separa de la espiritualidad).

(34334 – De la charla sobre el trabajo espiritual del 17 de Enero del 2010)

Material Relacionado:

La útima incógnita de la ecuación

El poder de nuestra debilidad

Como convertir un descenso en un ascenso

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta