Lo peor, lo mejor

Necesitamos entender que la solución a los problemas modernos no es domar nuestro egoísmo, sino elevarnos por encima de él. Es por esto que la sabiduría de la Cabalá no es tan sencilla, ya que se encuentra por encima del nivel de los métodos que enseñan cómo tomar control gradual y reducir la inclinación al mal.

La Cabalá dice: No, absolutamente, no es necesario luchar contra el egoísmo. De cualquier forma, no se puede ganar esta guerra, porque el egoísmo no hará sino continuar creciendo. Además, es más listo que tu y siempre se saldrá con la suya, tomándolo todo.

Lo único que debes aprender es cómo rechazarlo, fuera de ti. La sabiduría de la Cabalá es la ciencia que nos enseña cómo trabajar con el egoísmo. Es una ciencia muy compleja pues incluye prácticamente todo lo que existe. Nos permite emplear nuestro egoísmo correctamente y ya que el egoísmo está en constante crecimiento, ir adquiriendo mayores oportunidades de salir fuera de nosotros mismos y alcanzar todo aquello que nos rodea.

No es sencillo explicar a la gente que la transformación no radica en reducir nuestro egoísmo, sino más bien, en darle la aplicación correcta. Entre más egoísta seas, mejor será. Las personas no lo entienden, y se preguntan, “¿Cómo que es mejor? Entre más dañe a los otros, entre más envidioso, avaro, frugal y astuto sea, ¿mejor será?” ¡Es correcto!

Sin embargo, te preguntarás, “¿Cómo puede ser que esté bien? Usted se equivoca: necesitamos eliminar todos estos vicios. Una buena persona es alguien que no los tiene”. ¡Pero no es así! Una buena persona es alguien que tiene tremendos efluvios egoístas, pero que los transforma en conexiones con los demás. No aspira a emplear todos sus terribles atributos de alguna forma, sino más bien, a reciclarlos en algo bueno. Tenemos que reciclarlos, pero jamás aniquilarlos.

Es muy difícil de explicarlo a las personas que son inteligentes y reflexivas. Hoy en día somos testigos de una falta de equilibrio en la naturaleza y discordia dentro de la sociedad, en nuestras vidas personales y en cualquier otro lugar. ¿Esto es mejor o peor? ¡Es ciertamente mejor! ¡Lo peor, será lo mejor!

Para la gente es problemático entenderlo. No es de un golpe que se logra percibirlo. Pero tengan paciencia; poco a poco, todo irá cayendo en su lugar.

(34154 – De la lección 2, Convención de Berlín del 28/01/11)

Material relacionado:

El esfuerzo viene de abajo y la sensación de arriba
El mas estricto juez
Ven y ve a tu creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta