No dejes secar la fuente

Escritos de Rabásh, “Qué es el que no tiene hijos en el trabajo”: Un árbol que no da fruto es como un hombre sin hijos que no da nacimiento a nadie. La persona y la Torá se llamaban estériles si no tienen hijos.

Pregunta: ¿Cómo podemos perfeccionar la intención común que está dirigida hacia la ayuda de arriba?

Respuesta: La ayuda viene sólo en respuesta a un deseo de unirse. Es por ello que estudiamos juntos para atraer la Luz de la corrección. Todos juntos debemos discernir el deseo de unir (la oración común) porque de lo contrario ninguno de nosotros tendrá la petición correcta o la fuerza para continuar en el camino.

La persona tiene un deseo básico: sentirse bien. A veces, además de ello surge en él la pregunta sobre el significado de la vida, que es un deseo por adquirir la Luz. Es entonces cuando comienza el estudio de la ciencia de la Cabalá. Antes que tenga este deseo adicional, él se desarrolló como un animal, por las órdenes de su deseo terrenal. Tomamos en cuenta a una persona, sólo desde el momento en que aspira a algo más elevado.

¿Cómo utiliza la persona todas las inclinaciones que se le dan? Después de todo, el desarrollo sólo es posible en virtud de un deseo del Kli común, que le ha sido añadido. Sin embargo, la persona debe incluirse en él, similar a un árbol que recibe todas las fuerzas del entorno circundante, tales como la tierra, el aire, el sol, y así sucesivamente. Si una persona sabe cómo aceptar todo para el beneficio de su crecimiento espiritual, entonces él absorberá esa necesidad del entorno y con él pedirá la Luz que Reforma durante el estudio.

Esta Luz construye el proceso interno de uno por el cual crecen las cualidades internas, los objetivos, y los conceptos de uno. Así es como avanza la persona. Él piensa continuamente sobre cómo recibir un ascenso del entorno. Para ello tiene que bajar la cabeza ante los amigos y elevarlos a ellos ante sus ojos como los mejores de la generación. En la lección él no  puede olvidar por qué estudia. Al final, la persona sólo recibe un despertar adicional del grupo, pero entonces la Luz tiene que venir y dirigirlo correctamente.

Así, con la ayuda de todos estos factores, la persona se provee a si misma con las fuerzas del crecimiento. Tiene que revisar: ¿Estas fuerzas producen algún fruto? Por un lado, él avanza en la línea izquierda, revelando continuamente la inclinación al mal que hizo el Creador. Y en alternar con esto, él  revela la Torá como una especia: Entiende qué hacer con la inclinación al mal y la forma de discernir la Torá con su ayuda, que es la Luz, el atributo del otorgamiento.

Por lo tanto, mientras la persona lleva a cabo el consejo de los cabalistas, alcanza una cierta sensación. Aunque no es una vestidura real de las Luces en las vasijas, no obstante, surgen en él nuevos detalles de percepción partículas de Luz que se visten en los Kelím. Es cierto que por ahora no se considera como llenado, sino como Luz Circundante, Luz que Reforma. Una persona aun está en el camino a la Fuente. Todavía no ha alcanzado la bondad, incluso ni en un grado pequeño. Sin embargo, él se está moviendo hacia adelante.

Por lo tanto, lo más importante es temer por no tener hijos, que él permanezca sin un fuerte deseo, se detendrá y se marchitará ante una fuente seca. Si tienes un deseo, es necesario discernir la inclinación al mal en él, la cual no tiene forma y es opuesta al avance espiritual. Entonces hay que añadir a esto la Torá como una especia, la Luz que Reforma. Si la Torá trae frutos, entonces ya no es estéril.

(34790 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 8 de Febrero del 2011, Escritos de Rabash)

Material Realacionado:

Como acelerar la unidad

La condición para la transición

Absoluto reposo dentro del movimiento infinito

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta