No es un truco mágico, sino física espiritual precisa

Pregunta: ¿Qué es “la Luz que Reforma”, la fuerza milagrosa (Segulá)?

Respuesta: La fuerza que quiero alcanzar está influyéndome ahora desde lejos. Aun no la he alcanzado, pero ya brilla sobre mí desde la lejanía en el grado en que aspiro a ella.

Dentro de nosotros hay pares de genes de información (Reshimót): unos de la Luz (Reshimó de Hitlabshút) y unos del deseo (Reshimó de Aviút), con la Reshimó de la Luz siempre en un nivel más alto. Por ejemplo, puedo tener Reshimó 0/1 (Shóresh de Aviút y Álef de Hitlabshút) donde Álef de Hitlabshút es mi próximo nivel. Esta Reshimó me deja sentir una aspiración por este futuro nivel, ¡Que yo deseo!

Álef de Hitlabshút es la Luz Circundante que brilla para mí si despierto un deseo dentro de mí sobre esta Reshimó de Álef de Hitlabshút. Ya tengo algún tipo de vestimenta (Hitlabshút) de esta Luz, ¡algo del próximo nivel! Esto es porque las Reshimót de la  Luz son siempre un nivel más altos que los deseos: 0/1, 1/2, 2/3, y en adelante.

Estos datos de información (Reshimót) han permanecido en nosotros desde nuestro descenso de arriba hacia abajo. Son nociones y cualidades completamente tangibles y científicas, expresadas precisamente a través de números y cambiando discretamente al grado al cual asciendo de un nivel a otro mientras realizo las Reshimót.

Al trabajar con mi Reshimó actual, despierto la Luz en un nivel más alto porque en mis Reshimót tengo una parte de la Luz futura. Descendimos de Arriba hacia abajo de tal manera que retuvimos una conexión entre los niveles: la parte inferior del nivel superior está inmersa en la parte superior del inferior.

Este es un sistema completamente preciso. Llamamos a su acción “un milagro” (Segulá) porque somos incapaces de analizarla en nuestros deseos o instrumentos de percepción por ahora. Por ahora esos deseos sólo están creciendo en virtud de la Luz que atraemos. Pero todo esto es física precisa y no algún tipo de truco mágico u oraciones que pueden o pueden no suceder.

Si activas este sistema precisamente como lo explican los cabalistas, entonces enciendes sus mecanismos. Estás dentro de este sistema y enciendes esta maquinaria para que trabaje en ti. Esto es lo que se te enseña.

No tienes que ir hasta el final para ver los resultados. Comienzas gradualmente a ver la prueba de lo que estudias. Incluso si aun no has alcanzado la sensación espiritual, ya caes en cuenta de cómo en este camino abres tu mundo interior, tu percepción sensitiva, mente, y conocimiento de las interconexiones en la realidad. Comienzas a darte cuenta de esto en relación al mundo material y entiendes cuan infantil es el comportamiento de otras personas a tu alrededor y cuán confundidos están.

(34623 – De la 4 º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/6/11, “La Esencia de la Sabiduría de la Cabalá”)

Material Relacionado:
Segula es el acceso al sistema espiritual
Los números indican calidad, no cantidad
Trabajé y hallé

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta