No te vayas a los excesos

Pregunta: ¿Qué rol cumple el ascetismo en el desarrollo humano?

Respuesta: La Cabalá tiene una opinión muy negativa de varias restricciones. Esta no demanda nada de una persona con respecto a su vida terrenal. En principio, tú puedes hacer lo que tú quieras.

Es una cosa diferente cuando llegas a estar absorto en todo tipo de fetichismos en esta vida terrenal, presentando algún tipo de costumbres especiales, hábitos y ejercicios hacia esto. Vive como una persona normal. Si te gusta hacer yoga, entonces hazlo. Si te gusta correr en la mañana, corre. Si hay alguna dieta que es más saludable para ti y otra es menos saludable, entonces come como corresponde. Nada de esto importa. Lo más importante es no hacer de alguna cosa un culto.

La Cabalá trata a cada persona absolutamente de forma normal. No importa cómo una persona viva, los hábitos que tenga, y sus costumbres, convicciones religiosas, y las inclinaciones que tenga. Lo que sea en la vida terrenal no importa en lo más mínimo.

Estamos por primera vez regresando a la esencia: el egoísmo se eleva en nosotros con el fin de que  lo compensemos por encima de nosotros mismos. Es por eso que no importa en lo más mínimo como yo sea. Limitarte en la comida o aplicar algún tipo de método. Ninguna de estas cosas ayudará. Nada ayudará.

Por el contrario, una persona que tiene algún tipo de ejercicio físico o mantiene algún tipo de límite estricto piensa que está avanzando hacia adelante, piensa que ha adquirido algún tipo de nivel, que es correcto, etc.

Esto sólo puede confundir  a la gente. Por lo tanto, vive de manera normal, tranquila, come bien, y piensa sobre tu salud y profesión. Toma parte en todas las cosas que la sociedad a tu alrededor hace.

Y junto con esto, estudia la Cabalá. Este balance o estado normal es lo más preferible. El destino te ha puesto en este ambiente entonces ve con esta corriente. Entonces más tarde verás que en realidad, todo a tu alrededor está en el estado ideal, aparte de ti mismo.

Un signo “menos” se compensa con un correcto signo “mas”.

(34198 – De la lección 2, Convención de Berlín del 28 de Enero del 2011)

Material Relacionado:

El método de ascenso

No hay desarrollo sin las mujeres

Mujeres, hombres y la garantía mutua

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta