Nuevas reglas de un mundo global

La historia demuestra que en última instancia, ni un solo dictador trajo a su país nada bueno, solamente sufrimiento. De tal modo ellos empujaron al mundo hacia el desarrollo. Hoy, sin embargo, nuestro estado es completamente diferente: Vivimos en un mundo global.

Anteriormente, el mundo existió debido a la parte superior de la pirámide, unas personalidades individuales dotadas de poder soberano ilimitado, y todo funciona de acuerdo con su palabra. Hace unos pocos cientos de años, tal regente aun era capaz de tomar decisiones benéficas. Pero hoy, en un mundo global, si alguien trata de poner en práctica su opinión personal, sólo reconocerá su propia ignorancia.

Es porque en un mundo globalizado, las decisiones no pueden ser tomadas por un solo regente, un gobierno, o incluso por los gobiernos reunidos. ¡Nada saldrá de ello! Uno tiene que estar familiarizado con un sistema general, mientras que un presidente no lo está, él es incluso un egoísta más grande que alguna otra persona (por eso se convirtió en presidente en primer lugar).

Por lo tanto, ni un solo regente o gobierno tendrán éxito: Llegarán al poder, lo mantienen por algunos años, y caen. Esto sucederá en todo el mundo. Veremos que los gobiernos se degenerarán más y más. Un día, millones saldrán a las calles, como está sucediendo ahora en Egipto, y el gobierno se derrumbará.

¿Por qué no puede el gobierno defenderse?, ¿dónde está el ejército? Sus días de gloria han terminado, ya no funciona de esta manera porque el mundo se manifiesta como un sistema integral, global, y la gente, abajo, ya no acepta obedientemente todo lo que  dice el gobernante desde arriba.

Hoy en día el mundo funciona basado en principios diferentes, mientras que nosotros no reconocemos esto todavía. Ningún regente va a ayudarnos, sin importar quién llegue al poder. En épocas anteriores, los gobernantes avanzaron el mundo a través del sufrimiento, sin embargo, lo hicieron avanzar. Por ejemplo, Alejandro Magno quiso introducir la cultura griega en el mundo entero y tuvo científicos, asesores que le ayudaron. Había todo un programa de lo que quería hacer con el mundo. Pero hoy en día, el avance debido a un regente ya no es posible.

(35084 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 02/11/2011, “La Libertad”)

Material Relacionado:

La cortina

La espiritualidad es alegría

Como no sucumbir en las fauces de nuestro egoísmo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: