Ponle tu precio

Pregunta: ¿Cómo puedo medir lo que es para mí la importancia de la meta?

Respuesta: La meta es tan importante como el grado en el que valoras el entorno como el medio para alcanzarla.

Por ejemplo, supongamos que quiero estar saludable y lograr lo que tengo cuando tomo medicamentos. ¿Cuánto estoy dispuesto a pagar por ello? Exactamente tanto como lo permita mi deseo de ser saludable. No importa lo que tenga que pagar, el precio es determinado por el grado de importancia.

Pregunta: El dinero es un criterio preciso. Pero, ¿cómo puedo saber cuánto estoy pagando en el camino espiritual?

Respuesta: Puedes medir esto en relación con el entorno. Según la medida en la cual sea más importante para ti que tú mismo, esa es la medida en la que es mucho más importante la meta espiritual que el objetivo material. ¿En qué medida te has incluido en el grupo?, ¿cuánto estás dispuesto a invertir en él?, ¿cuánto más grandes que tú son los amigos?, ¿cuánto los valoras con el fin de invertir tiempo y energía para adquirirlos? Esto es lo que está escrito: “Cómprate un amigo”.

Este es el criterio: La aspiración de poner todo lo que tienes en el grupo, el cual es como un tesoro adquirido. Por ejemplo, quieres comprar algunas acciones en el mercado o una pieza de subasta en Sotheby’s. ¿Cuánto está dispuesto a pagar? Así es como hacemos la medición, sólo que nuestra competencia se lleva a cabo entre el egoísmo y la meta espiritual. Dale una oportunidad en algún momento.

(36046 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/22/11, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: