Por encima de la lógica de este mundo

Pregunta: ¿Por qué el trabajo espiritual también es llamado “yugo” o “carga”?

Respuesta: Es porque una persona tiene que aceptarlo con la fe por encima de la razón. Cada vez que está a punto de ser corregido, él está dentro de un deseo egoísta. Por lo tanto, cuando se toma este trabajo sobre sí mismo, cuyo objetivo es la intención por el bien de otorgar, no ve ningún beneficio en este y lo percibe como una carga.

Mi corrección no puede basarse en el beneficio. Si algo es rentable para mí, entonces estoy actuando egoístamente. Y por el contrario, si acepto la cualidad de Bína dentro de mi deseo por placer, estando Bína por encima de Máljut, entonces, Bína se convierte en un “yugo” para mí, algo que yace por encima de la razón, del sentimiento, y de todo cálculo.

¿Cómo puedo lograr esto? Yo me sintonizo con el entorno y eso me influye, mostrándome que vale la pena hacerlo. De esta manera, hay un beneficio, después de todo, pero es de una especie diferente: es evocado por el entorno en vez de venir de mis propias consideraciones. Entonces, al estar bajo la influencia social, recibo la realización de la importancia de la meta desde él.

Sin esta importancia no estaría en condiciones de trabajar, pero esto se construye al preferir el otorgamiento por encima de la recepción. Yo no sería capaz de hacer esto por mí mismo. Sólo el entorno puede obligarme a cambiar mis valores y de tal manera que, no obstante, desearé esto.

Eso es lo que significa aceptar “el yugo de los cielos”. Esto es imposible de hacer sin un entorno que construya el sistema de valores apropiado dentro de mí. Además, yo trabajo por encima de la razón, por encima del enfoque racional, por encima de la lógica.

Al parecer: ¿Por qué debo otorgar? ¿Qué me dará? No puedo explicarle a mi deseo egoísta que el otorgamiento vale la pena. ¿Cómo me sentiré mejor? Bien, si pudiera ver al menos algún tipo de beneficio potencial, entonces yo estaría de acuerdo con esto, pero aquí estamos hablando de una verdadera “carga”, en la que no tengo ninguna justificación para este trabajo. Sin embargo, el grupo me ayuda a darme cuenta de su importancia y, entonces, a pesar de eso trabajo.

Sin esta importancia no estaría en condiciones de trabajar. Yo no sería capaz de dedicar ni un poquito de atención al otorgamiento. Es por eso que el grupo un como medio es tan importante para mí como la meta.

(35822 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/20/11, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:
De una ilusión a la sensación de la realidad
¿Quién es más importante?
Selección competitiva de cualidades espirituales

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: