Rusia y Europa: En el camino de la espiritualidad

Para estar en equivalencia de forma con la naturaleza, es necesario consumir de forma inteligente, es decir al grado que sea necesario, dependiendo de las necesidades de cada persona. Baál HaSulám escribe sobre esto en el artículo, “Paz en el Mundo” y otros.

Sin embargo, esta práctica no puede ser impuesta por medio del terror. ¡Esto puede suceder sólo por medio de la educación! Incluso en sus tiempos, los revolucionarios rusos tomaron un camino diferente, habiendo descartado el principio de la educación.

Además, esto fue tomando lugar en un país subdesarrollado, con la población más subdesarrollada que acostumbra vivir en condiciones feudales prácticamente hasta este día. Hoy en día la gente de Rusia, que son bondadosos y amables, todavía están de acuerdo con las condiciones feudales en las que Rusia existe hasta ahora. Este no es un país capitalista, sino feudal, con sus costumbres, estructura, corrupción y todas sus relaciones sociales. Es feudalismo.

Podría parecernos, “¿Cómo puede ser eso?” ¿Esto, en la sociedad moderna? ¿Eso no fue en tiempo pasado? En el oeste, el Feudalismo no ha existido por 300 años, pero en Rusia todavía existe. Es decir, todas las personas aun están de acuerdo con esto. Las personas aun no se han desarrollado por encima de este nivel.

Solo una pequeña parte de la población, cerca de 10- 20%, no puede tolerar estas condiciones, mientras que todo el resto está de acuerdo con vivir en ellas. A ellos no les importa tener un máster, o tener que someter a alguien sin ley y orden, que todo puede comprarse y venderse, y que los ricos sean poderosos y tengan la razón. ¡Las personas están de acuerdo con esto! Es por esto que todavía se considera un nivel feudal de desarrollo social.

Marx no pensó en lo absoluto que este tipo de país trataría de implementar su idea. Él prácticamente estableció la Cabalá en forma de leyes económicas. Pero el egoísmo del ámbito post-soviético es completamente diferente. Este egoísmo es feudal y todavía no está listo para un desarrollo serio.

Sin embargo, cuando trabajamos con cada persona individualmente o en grupos en Rusia, vemos un resultado asombroso debido a que las personas tienen puntos en el corazón. Ellos son muy sensibles y orientados a la meta.

La pregunta es: ¿La sociedad será capaz de entender que tiene que unirse, pero no por medio de las leyes con las que fueron educados en el régimen soviético? La unidad tiene que suceder por medio de las leyes en donde todos sean iguales, conscientes, y unidos conscientemente. La gente de Rusia no está acostumbrada a unirse conscientemente. ¿Lograrán esto, serán capaces de hacerlo? Esto es de hecho una pregunta.

Por lo tanto, nuestros grupos en Rusia son muy queridos por nosotros. Yo en lo personal conozco muy bien esta nación ya que crecí allí y mi lengua nativa es el ruso. Pero ¿Podemos mirar a Rusia como el país que tiene la habilidad de realizar fácilmente los principios cabalísticos? Esto es algo que no sé.

Por otro lado, en Europa a pesar del hecho de que la gente es muy diferente en relación con la imagen rusa, todo lo que tienen que hacer es superar una cierta oposición externa, una cierta cascara o cubierta. Después de todo, tan pronto como esta idea penetra en los pensamientos de las personas, ellas se dan cuenta de que esto es verdad y son capaces de realizarlo dentro de ellos por medio de su desarrollo.

En Rusia es fácil acercarse al individuo. Pero en Europa ¡es mucho más difícil! Incluso pienso que si penetramos dentro de los individuos en Europa, ellos encontrarán las fuerzas y habilidades dentro de sí para unirse. Su colectivismo consciente emergerá.

Por otro lado, en Rusia el colectivismo no surge a pesar de esto. Allí la sociedad no se desarrolla colectivamente. Pienso que todavía no es capaz para hacer eso.

Sin embargo, a pesar de todas estas conjeturas, debemos desarrollar la Cabalá y diseminarla en todas partes. Por su puesto, existe una gran frontera en los países que fueron una vez socialistas. Pero esto no nos detendrá. No deberíamos dar ningún pensamiento sobre donde eso es más fácil y donde es más difícil, por qué y cómo. Deberíamos trabajar, y eso es todo. Yo nunca hago cálculos. No sabemos lo que es mejor o peor ni como ocurrirá todo.

(34050 – De la lección 3, Convención de Berlín del 28/01/11)

Material relacionado:

Karl marx y la Cabala
El problema común para siete mil millones de personas
En el renacimiento espiritual de Rusia

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: