Un hombre y una mujer: ¿Ser o no ser pareja?

Pregunta: ¿Es necesario que nos casemos?

Respuesta: Por una parte, es innecesario casarse. Por otra, debemos entender que nuestro mundo es creado en similitud con el mundo superior.

Hoy día, la humanidad está atravesando por el proceso del rompimiento de los núcleos familiares. En los próximos cinco o diez años, veremos que las personas no serán capaces de encontrarse unos con otros en absoluto ¿Por qué casarse? ¿Para qué todo eso? Las personas no sienten la necesidad de ello. La base misma de la sociedad ha desaparecido. Vemos al mundo cambiando tanto que parece haber llegado a su fin.

¿Necesita una persona estar casada para avanzar en el mundo espiritual? No, no lo necesita. No hay necesidad de esto. Sin embargo, para asumir una similitud mayor con la imagen espiritual, uno necesita tener una familia, hijos, trabajo, y vivir una así llamada vida normal que ha existido a través de toda la historia. Pero esta condición no es esencial. Es por eso que, hoy día, los cabalistas no insisten en ello.

Es más necesario para los hombres que para las mujeres porque los hombres deben tener reticencia. Sin embargo, las mujeres no necesitan resistirse; no necesitan superar su egoísmo, a diferencia de los hombres. Una mujer trabaja en el grupo, ayuda, estudia, y edita materiales y de esta manera, ella se corrige a través de su deseo de ayudar y participar. Ella se incluye correctamente en el deseo común, el Kli (vasija) común. No es necesario que ella esté casada.

Por otra parte, para que un hombre alcance el mundo espiritual, debe hacer un gran esfuerzo que no es comparable al esfuerzo requerido por una mujer. Por eso debe casarse, cuidar de su familia, y trabajar con sus amigos. Su trabajo espiritual es especial, difícil y real.

No es lo mismo con una mujer. Es suficiente con que una mujer ayude, participe, y esté conectada al grupo. De esta manera, ella cumple completamente su papel. No es más difícil o más fácil. Esos son simplemente diferentes métodos de corrección, diferentes tipos de almas.

Previamente en nuestro mundo, una esposa no tenía que preocuparse por ganar dinero. Una mujer está hecha de manera que cuide de su hogar. La esposa es todo lo que le concierne al hogar y a la familia, y el esposo es todo lo que le concierne a ganar dinero y no al hogar.

Esta es la manera en que necesitan ser las cosas de acuerdo con las raíces superiores, la relación de Máljut y Zeir Ánpin en el mundo de Atzilút. En esencia, nuestro núcleo familiar necesita estar organizado de la misma manera también en este mundo. Sin embargo, vemos ya las formas que ha asumido en el estado actual de desarrollo. No podemos hacer nada; es una mutación.

(33996 – De la lección 2 en Moscú del 16 de Enero del 2011, “La oración de muchos”)

Material Relacionado:

¿Es posible la paz entre el hombre y la mujer?

El apoyo femenino al sexo débil

Un sitio digno para la mujer 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta