Un salto sobre el abismo

Nosotros recibimos tanta Luz cuantos Kelím, deseos, tenemos. Es por esto que en nuestro mundo estamos muy lejos del verdadero estado. Este está oculto de nosotros por muchos velos y niveles, y sin tener muchos Kelím, medios y componentes, no seremos capaces de revelar la Luz.

La creación es “existencia de la ausencia”. En otras palabras, el único Creador existente deseó crear algo fuera de Él. Esta cualidad que hace la diferencia, algo fuera de Él, se llama “creación”.

El Creador desea que la creación alcance el hecho de que esto está fuera de Él, que supere la brecha entre ambos, y que alcance el estado que anula la creación y la brecha entre ellos. Por lo tanto, una persona en este mundo debe verse como si estuviera exclusivamente en frente del Creador. No hay nadie a parte de Él. No hay nada fuera del Creador, incluso ni la persona en sí.

Solamente en mi percepción y sensación hubo esta ilusión que creó una existencia fuera de la única Fuerza, el Creador. Todo lo que yo pueda imaginar fue creado deliberadamente, entonces tendré algo de qué agarrarme, permitiéndome alcanzar al Único a partir de muchos Kelím.

Dentro de este Único no existe el “yo”. Está escrito, “El Creador es nuestro Dios, el Creador es uno”. Todo se incluye en Él. Esto es lo que el hombre tendrá que alcanzar. Y es así cómo él “saltará” sobre el abismo que hay entre la “existencia de la existencia” y la “existencia de la ausencia”. Esto es lo que debemos alcanzar.

Todo lo que tenemos, incluyendo el gran mundo, los mundos espirituales, la ruptura, los Kelím, los amigos, todos los medios, y todo el método están destinados sólo para que corrijamos nuestra percepción de la realidad y reconozcamos que a parte de la única Fuerza, no hay nada, ni yo mismo.

Lo que me circunda está formado de esta manera con el fin de ayudarme a alcanzar la unidad. Siempre estoy parado en frente del Creador, y no hay nada entre nosotros. Es así como una persona tiene que sentir la realidad en su percepción. Baál HaSulám escribe sobre esto en Shamati # 67:

Aquel que piensa que está engañando a su amigo, está realmente engañando al Creador, ya que en lugar del cuerpo del hombre existe sólo el Creador. Esto se debe a que esta es la esencia de la creación, que el hombre es llamado “criatura” sólo con relación a sí mismo. El Creador quiere que el hombre sienta que él es una realidad separada de Él; pero excepto esto, todo es “toda la tierra está llena de Su gloria”.

Por lo tanto, cuando mentimos a un amigo, uno está mintiendo al Creador; y cuando entristecemos a un amigo, uno está entristeciendo al Creador. Por esta razón, si uno suele hablar la verdad, esto le ayudará con respecto al Creador.

Si la persona avanza hacia la revelación de la unidad, entonces ve todo como un medio que lo ayuda a revelar al único Creador. Está escrito, “Levántate, Creador, y Tus enemigos se dispersarán”. En otras palabras, una persona ve que todas las molestias realmente no lo son, sino que son Kelím, medios. Al unirlos en uno solo, dentro de ellos, la persona revela la Luz, hasta que todos ellos se funden en una Luz.

(De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10 de Febrero del 2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

La intención correcta descubre el mundo

Cuando el corazón sufre

No dejes secar la fuente

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: