Una nueva “computadora” en cada grado

Al ascender los grados espirituales, experimentamos diferentes estados contradictorios, confusos, donde no entendemos nada. Sucede que estás como si hubieras perdido la cabeza. Después de todo, cuando vas de un estado a otro, deseas cambios.

La mente es adquirida junto con el deseo; sólo sirve a este. Mientras más grande es el deseo, más crece tu mente para servir al deseo, para ayudar a satisfacerlo. Así es como operamos.

Cuando tu deseo se reemplaza con otro, adquieres un nuevo deseo, y tu mente previa desaparece. Y entre grados sientes como si toda la información hubiera sido borrada de tu “computadora”, y ya no sabes cómo operar. Se dice que el Baal Shem Tov incluso olvidaba las letras y tenía que aprender a leer “desde cero”.

Este es un estado especial. De esta manera se le muestra al hombre que es sólo una máquina. Un deseo desaparece, la memoria desaparece, y sientes que ya no sabes cómo hacer los movimiento de manos o piernas más simples, ni hablar de tener que recordar los nombres de las personas o cosas que suceden a tu alrededor.

Esto puede parecer una anomalía mental. Pero al mismo tiempo, una persona entiende y siente que todo esto le está sucediendo a él; como si se analizara desde fuera. Hay un punto en el que sientes: “¡Esto me está sucediendo a mí! ¡Mírame! justo ahora soy una vasija vacía que carece de sensaciones y mente ¡Recibiré una nueva sensación y mente!”

Este es un reemplazo absoluto. Adquieres una nueva “computadora”, y necesitas llenarla con nuevos programas; todo tiene que ser hecho desde el principio. Así es como avanzamos.

(30691 – De la lección diaria de Cabalá del 12/24/2011, Escritos de Rabash)

Material relacionado:

El internet la fuerza superior escondida en la unidad

Lo que significa aprender el sistema global

El internet como acelerador del desarrollo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: