Volviendo la multitud en uno

Hay una ley: “En la vida espiritual, tomar después del individuo, y en la vida corporal, “toma después del colectivo”. Sin embargo, esto no significa que tengo que correr a una plaza donde miles de personas están reunidos, y preguntarles qué quieren, y empezar a compartir sus deseos. “Tomar después del colectivo” esto significa que me preocupo por la unificación de mucha gente porque solo por medio de esta unificación transformaré mi Kli (vasija), mis deseos.

Corro tras ellos con el fin de añadirlos a mí mismo y enlazarme con sus deseos internos. No veo sus necesidades materiales, animadas, sino que me esfuerzo por descubrir sus deseos internos que los atan dentro de una sola red.

Si yo deseo que se involucren en esta red espiritual superior que los conecta a todos en uno solo, esto es considerado como ” tomar después del colectivo”, donde mi deseo es llevar a la colectividad a la unidad y participar de ella. Como resultado, los muchos se vuelven como uno para mí.

(35694 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 18 de Febrero 2011, “La Libertad”)

Material Relacionado:

Un camino hecho de encrucijadas

La era del cambio

Envidia al creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta