¡Dejemos de exigir “Dame”!

Creo que durante la Convención WE! en New Jersey, alcanzaremos la conexión que ya somos capaces de crear. Es cuando todos se olvidan de sí mismos y se dan a sí mismos a la sociedad, totalmente sumergidos en el sentimiento común de unidad y el alma colectiva corregida en la que él no se siente, sino que sólo siente este deseo colectivo.

Además de esto, todos desean y hacen todo lo posible para conservar este estado en nosotros para siempre y utilizarlo para ascender más y más alto. Después de todo, sólo gracias a este entorno, al aplicar los esfuerzos mutuos en relación con él: yo hacia él, y él hacia mí, revelamos dentro la fuerza de otorgamiento. Y entonces adquiriremos la propiedad de Bina, sin esperar para nosotros mismos ninguna reacción o comentarios. Nos mantendremos en la alegría de ser gobernados por la propiedad pura de otorgamiento.

Recibo la fuerza y el apoyo para esto sólo desde el entorno. Tengo que desarrollar esa capacidad yo mismo, de lo contrario, no será considerado mi logro.
Obviamente, por mi egoísmo actual esto parece irracional: ¿Por qué tengo que crear yo mismo la sociedad, que me confunde y me imparte sus valores, me obliga a actuar en consecuencia e incluso a gozar de ella? ¿Me esto algún beneficio?

Es cierto, no recibiré nada para el egoísmo, pero me elevaré por encima de mi naturaleza. Esta es la primera etapa de corrección llamada “Fe por encima de la razón“. Más tarde, gracias a esta fe atraeré la Luz de Jojmá (Sabiduría) “dentro de la razón”, en el deseo, al recibir con el fin de otorgar. Pero, ante todo, tengo que elevarme por encima de mi deseo egoísta.

Pero, desafortunadamente, estamos como niños en una obstinada postura y demandando que el Creador se revele, siendo totalmente inconscientes de quien es el Creador y qué implica su revelación. Tenemos todas las condiciones para la revelación de la propiedad de otorgamiento: ¡Adelante, hazlo! Pero es el atributo de otorgamiento el que se revelará, y no un nuevo, muy hábilmente disfrazado llenado para tu egoísmo.

Y nuestra decepción sólo muestra cómo nuestras expectativas son egoístas. Ni siquiera nos damos cuenta de que demandamos: “¡Dame!”
Esta es la razón por la cual la fuerza de garantía mutua es tan vital. Nos da a todos la confianza, el fundamento, la necesidad de elevarnos por encima del ego propio, el otorgamiento sin ningún tipo de auto-examen ni de indemnización. Esta es la primera propiedad de Bina, que tenemos que adquirir.

Lo único que podemos hacer en nuestro estado es volvernos constantemente hacia el entorno en busca de ayuda. Por otra parte, uno no debe pedir algún llenado para uno mismo, sino sólo el apoyo que le permite mantenerse por encima de las demandas egoístas. El gozo viene de la “buenas obras”, de un movimiento hacia fuera, hacia los demás, porque eso te hace semejante al Creador.

(38673 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/21/2011, sobre la preparación para la Convención WE!)

Material relacionado:

Es imposible sentir alegría estando solo
Preparándonos para la próxima reunión
A través del prisma de los deseos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: