“¡Quiero vivir!”

El AHP  (AJáP) del superior tiene el propósito de transferir las plegarias (MAN) del inferior hacia arriba. El superior es más interno que el inferior, pero al ser descrito en un gráfico pareciera que el inferior es más grande. Pero sólo nos lo parece, como si el inferior abarcara al superior, vistiéndolo. El hecho es, sin embargo, que él lo viste en el exterior precisamente porque no está corregido.

El AHP del superior es más interno, más oculto e intangible, pero mucho más poderoso e infinitamente más grande que el inferior. Es por eso que lo único que el AHP del superior siente y toma de GE (Galgálta Eináim) del inferior es la plegaria, el MAN que está contenido ahí.

El Galgálta Eináim del inferior no puede pedir nada por sí mismo porque ellos son deseos de otorgamiento. Pero el AHP del inferior comunica su plegaria a ellos, el deseo de nacer que viene de los datos de información (Reshimót). Este deseo influye en el AHP del superior y este último siente esta petición, la cual es llamada MAN, y se eleva, hasta su Galgálta Eináim.

En respuesta a la plegaria, Galgálta Eináim del superior atrae la Luz que pasa a través de ellos hasta el AHP del superior, luego hasta Galgálta Eináim del inferior, y finalmente hasta el AHP del inferior con el fin de corregir sus Reshimót y revivir este AHP, dándole vida.

Lo único que nos hace falta es la plegaria por la corrección, un MAN. Nada puede ser alcanzado sin ello.

El MAN es elevado por alguien que intenta recibir por el bien del otorgamiento. Esta petición es elevada en cada momento y está siendo constantemente renovada. Una acción sigue inmediatamente a la otra. En la espiritualidad no hay vacío o separación entre las acciones. Si algún periodo de tiempo se ha desperdiciado, sin una plegaria por corrección, entonces es una transgresión, Klipá.

En el mundo espiritual no hay una noción física del tiempo moviéndose por sí solo. Si percibo cada momento de mi vida como una expresión del AHP del superior y deseo adherirme a Él para revelar al Creador, quien es bueno y sólo hace bien, significa que busco un contacto entre mis deseos otorgantes (Galgálta Eináim) y el AHP del superior.

En el momento en que comience a relacionarme con Él correctamente, veré que Él no está oculto, ¡Sino que me es revelado y brilla sobre mí!

(De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/27/11, Talmud Eser Sefirót)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta