¿Cómo crezco?

Estoy en una red de fuerzas que me influye. Su suma total es la naturaleza. Entonces ¿Cuál es la meta? ¿Qué quiere de mí? ¿Hacia dónde está llevándome?

Está claro para mí que el desarrollo se extiende con un propósito determinado. Estoy convencido de ello por el ejemplo de las otras partes de la naturaleza. Por ejemplo, de una pequeña y ácida fruta, crece en una manzana grande y jugosa.

De la misma manera que niveles vegetativo y animado de la naturaleza se desarrollan, así me desarrollo, yendo a través de estados opuestos que son buenos y malos. Es imposible avanzar solo de un lado. Yo los alterno, dando un paso con la derecha y un paso con la izquierda, una y otra vez. Yo constantemente revelo la carencia que corresponde al llenado futuro.

Allí hago un cálculo: ¿Hacia dónde me lleva el proceso? ¿A dónde me dirige la naturaleza? Entonces veo que me obliga a atravesar el desarrollo social. Sobre el curso de los últimos milenios la humanidad tuvo que desarrollar la sociedad cada vez más y dentro de la sociedad desarrollar las interconexiones entre nosotros.

 Revelamos el mal, nuestro egoísmo, nuestro odio mutuo  y como resultado comenzamos a entender la necesidad de unidad. En el mundo global, moderno, esto se está volviendo claro.

¿Cuál es el uso de esto? El uso es que yo entraré en el siguiente nivel de desarrollo, el nivel de la naturaleza común del universo. Alcanzaré la bondad absoluta y adquiriré similitud con la naturaleza perfecta.

Por esto, yo no tomo en cuenta los estados intermedios por los que paso en el camino. Si yo tengo la meta frente a los ojos de mi mente y constantemente pienso en ello, entonces también ahora me siento bien. Lo más importante es “flotar” por sobre todas las sensaciones presentes, tanto las buenas como las malas.

(De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 3/25/11, educación global)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: