¿Por qué ocurrió el Big Bang?

Pregunta: En el Internet, dos acercamientos hacia la evolución del mundo vegetativo y animado están constantemente en conflicto uno con otro: Darwinismo y creacionismo. ¿Qué dice acerca de esto la ciencia de la Cabalá?

Respuesta: Francamente, Darwin tiene razón en casi todo. Probablemente, esta salvedad es innecesaria ya que el simplemente fue incomprendido. Después de todo, el era un hombre profundamente religioso.

La evolución realmente progresa de forma consistente donde una cosa sigue como resultado de la otra. El desarrollo sucesivo es infundido en la naturaleza y no podemos negarlo. Sin embargo, esto no pasa de manera arbitraria ya que el deseo egoísta esta contantemente buscando posibilidades de realizarse a sí mismo al máximo.

El deseo de recibir vive en cada momento que pasa y no puede echar un vistazo hacia el futuro. No sabe que se le dará para elevarse en unas cuantas fases más. El deseo de recibir  tiene un exclusivo alcance egoísta: “¿Cómo obtengo lo que quiero? ¿Cómo me lleno a mí mismo?”

Si el deseo está trabajando y la mente le sirve, entonces cualquier tipo de progreso, cualquier desarrollo sucesivo es absolutamente imposible. Después de todo, constantemente estas tratando con tu egoísmo. Bajo tales condiciones, la evolución no se movió más allá de la primera particular del universo.

Sin embargo, la ciencia de la Cabalá habla acerca de las Reshimót, datos de información infundidos dentro de la chispa inicial de la cual la materia entera emergió. Estas Reshimót son activadas una por una en cadena y deseo común las realiza, construyendo así la materia.

Este es precisamente el factor del desarrollo sucesivo. En la teoría de Darwin, vemos su manifestación externa,  la esencia dentro del motor, el origen de la evolución. Estas vienen como resultado de las Reshimót.

¿Que hubo en el punto primario del cual desató el Big Bang? ¿Fue infundida realmente en esto la materia del universo entero? Lógicamente, tal afirmación no tiene ningún sentido. Solo había dos cosas en la chispa: energía e información. Ellas incluyeron en sí mismas la creación entera y comenzó de ellas el desarrollo. La energía (Luz) impactó la información (Reshimót) y el proceso comenzó.

(38994 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 3/24/2011, los principios de la educación global)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: