entradas en '' categoría

Un milagro que está a punto de ocurrir

La tarea del ser creado es moverse hacia nuevos, inesperados y desconocidos estados organizando para sí mismo todas las condiciones necesarias para atraer la fuerza superior que lo pueden transformar.  Por lo tanto, estas acciones son vistas como “remedios milagrosos” (Segula).

Las acciones que el ser creado debe realizar están claramente definidas: tiene que superar sus propios deseos, cultivarlos, entrar en el grupo, y “comprarse unos amigos” comenzando a otorgar y rebajarse a sí mismo ante el grupo.  Uno necesita inspirarse por el enaltecimiento del grupo hacia el objetivo espiritual, “conseguirse un maestro” para que aprendas de él con los amigos, y se unifiquen en un deseo integral, una vasija (Kli), para corregir la ruptura.

El rompimiento es el lugar dentro del cual revelamos nuestra corrección: nuestro estado reformado y la Luz superior que llena y restaura nuestra vasija colectiva.  Es decir, estamos tratando con las acciones que pueden ser descritas con precisión y aplicadas de manera práctica mientras que siguen permaneciendo en nuestra naturaleza egoísta, en un estado aún no corregido.  Este estado existe en cada paso del ascenso, incluso en los grados espirituales.

En cuanto a las acciones de los grados superiores, es la Luz superior (la Luz de AB-SAG o la Luz Circundante) que se expande hacia nosotros de una manera que no podemos entender y nos afecta sin que nuestro sentimiento y nuestro ser estén conscientes de ella. Solo sentimos los efectos de su trabajo.

Esa es la razón por la cual existe una brecha entre las acciones de las criaturas y el trabajo del Creador en respuesta a estas acciones si están dispuestas correctamente.  Es decir, no hay una cadena de causa-y-efecto por parte del ser creado, y nosotros tampoco entendemos como se produce el avance ni podemos predecirlo.  De manera que, todo este trabajo es conocido como el “remedio milagroso”.

Pero todo esto se debe al hecho de que el ser creado se está preparando para recibir una nueva naturaleza de la cual carece actualmente.  Y por lo tanto, no podemos ver o sentir las transformaciones que están por venir.  Esa es la razón por la cual esto se describe como un milagro.  Sin embargo, cuando una persona recibe estas transformaciones interiores desde Arriba, toda la cadena de eventos por los que pasó se vuelve clara para él, y ahora dice acerca de su pasado “¡he trabajado y lo he encontrado!”.

Un hallazgo es exactamente lo que Segula, una fuerza milagrosa, significa. Debemos esforzarnos constantemente por hacer todo lo que nos sea posible, como está escrito: “Haz todo lo que eres capaz de hacer” y ¡encontrarás! Esto es precisamente lo que determina la brecha entre mi estado presente y mi estado futuro.  Estoy completamente a cargo de mi estado actual: estoy consciente de él, lo entiendo, y organizo todo dentro de él: “Hago todo lo que puedo” pero entonces “encuentro” un estado completamente nuevo que llega como un milagro.  Después de todo, recibo una naturaleza totalmente nueva que no esperaba o predije de antemano.

(37438)

De la primera parte de la Lección Diaria de Cabalá el 8 de marzo 2011, sobre La Importancia del Estudio.

Material Relacionado:
La oculta ley de la luz
Esperando el milagro de la revelación
2011 es el tiempo del ascenso

Reuniendo al mundo

Pregunta: Cuando los autores del Libro del Zohar, Rabí Shimon y sus discípulos, estudiaron juntos en la cueva y más tarde, cuando había pequeños grupos de cabalistas, ellos estaban muy conscientes que uno dependía del otro en pensamientos, deseos e intenciones. Ellos fueron los únicos en el mundo. Pero ahora estudiamos junto con cientos de personas a las cuales vemos en las pantallas del computador y miles de otras que no las conocemos del todo…

Respuesta: Yo percibo todo el mundo como partes de mi alma. Obviamente, yo no miro al mundo de esta manera, pero debería visualizarlo de esta manera y tratarlo como corresponde. Y a pesar del hecho de que el mundo está lleno de rivales, enemigos y lo que tienes, todo esto son mis propiedades internas. Si estos fueran reformados, yo miraría ante mí un mundo perfecto, el mundo del Infinito.

Por lo tanto, tengo que tratar todo lo que está a mí alrededor como si se me enviara para corregir mi percepción de la realidad y finalmente experimentarme a mí mismo en el deseo perfecto lleno con la Luz infinita. Para lograrlo, se me provee de un entorno, un grupo relativamente pequeño. Y aunque  contenga millones de personas en el mundo, debo inclusive esforzarme en sentir a todos ellos, ya que son mis deseos, las partes de mi alma, los cuales se despiertan hacia la espiritualidad.

Puedo recogerlos, unirlos dentro de una sola fuerza, y con su ayuda, reformar las otras partes de mi alma. Después de todo, todo el mundo es mi alma única. Es de esta manera como debería mirar la realidad

Por lo tanto, un discípulo de Rabí Shimon, los estudiantes del Ari  y nosotros percibimos la realidad de una manera relativamente similar. El mundo es aun el mismo, así como son la actitud y el método. Existen diferencias en términos de tecnología, y conexiones más desarrolladas entre nosotros, y en el acercamiento global a las fuentes primarias y el despertar del mundo. Pero el trabajo personal y la actitud siguen siendo las mismas.

De la primera parte de la Lección Diaria de Cabalá del 8 de marzo de 2011, Introducción al Libro del Zohar.

Material Relacionado:
Incorporarse al proceso de los cambios
Sustituyendo los valores
El que hace toda la diferencia

El Creador une a los esposos.

Pregunta: En la sociedad chovinista moderna, es típico que los hombres sean juzgados  por cuánta riqueza poseen o cuán inteligentes son, y las mujeres por su belleza. ¿Qué criterio aplicará la sociedad cuando se desarrolle?

Respuesta: Si la sociedad comienza a valorar la meta espiritual, o bien porque no tiene  esperanzas por estar en un mal estado, o debido a que en forma oportuna se de cuenta del mal, al estar en un estado bueno, veremos a los demás y a nosotros mismos como compañeros y amigos en el camino de la meta.

Ahora,  juzgo a cada persona, objeto y estado basándome en qué tanto puede beneficiar mi existencia egoísta. Igualmente, en el futuro,  juzgaré todo en nuestro mundo desde el nivel animado hasta el nivel humano, basándome en qué tanto afecta mi avance hacia la meta.

Si sucede que una reina de belleza es la que más me ayuda a alcanzar la meta, me casaré con ella. Pero si la vendedora del mercado es la que ofrece más ayuda, mejor me casaré con ella. Todo estará determinado por la meta. 

Tenemos in ejemplo de cómo la nación judía se condujo antes de la destrucción del Templo, y en formas ortodoxas casi hasta hoy en día. La riqueza nunca fue un objeto de respeto. Un hombre joven siempre fue juzgado por su inteligencia. El que se sabía de memoria más páginas de la Torá  era el mejor, y no había otro criterio para juzgar a una persona a través de toda la historia. Las muchachas eran juzgadas por la familia de la que provenían y por lo que ellas brindaban.

En cuanto a elegir las parejas, los padres tomaban las decisiones, no las hormonas después de un encuentro en una fiesta. ¿Por qué? Porque se conforma a la ley espiritual. Desde Atik, viene la Luz que exhorta a Maljut del mundo de Atzilut a unirse con Zeir Anpin. En otras palabras, la decisión viene desde arriba.

Se ha dicho que el Creador une a las parejas. Y en nuestro mundo, son los padres de las parejas jóvenes los que deciden lo que es mejor para ellos.

Siempre ha sido de esta manera para neutralizar la influencia de la belleza externa. Como decía Rabash, dos personas deben encontrarse, hablar, y estar seguros de que no existe repulsión entre ellos. Si no se rechazan uno a otro, eso es todo lo que se necesita. Todo lo demás se construye en base a  compromisos mutuos. Entonces, seguramente habrá amor entre ellos.

De hecho, la tradición de que los padres sean los que busquen las parejas de sus hijos es común entre todas las naciones. A los jóvenes no se les preguntaba, los padres generalmente concertaban la unión.  

De la cuarta parte de la Lección Diaria de Cábala del 8 de marzo 2011 sobre Las Mujeres.

Material Relacionado:
La creación nadando en un océano de luz
La luz y la vasija no solo llenado sino infiltración
La igualdad yace en el otorgamiento máximo

Lección diaria de Cabalá el 11 de marzo 2011

La preparación interior para WE!

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

El Libro del Zohar – Capítulo, El conductor de burros, Ítem 93

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Explicación del artículo, Prefacio a la sabiduría de la Cabalá, Lección 1

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Rav Yehuda Ashlag, La Libertad, Lección 15

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Si deseas ver el rostro del Creador

Tras todas estas indagaciones, una persona llega a un estado en donde pide sólo una cosa: la habilidad de tomar una decisión correcta. Y eso significa que ha llegado a la plegaria correcta.

Lo más importante que descubrirá al estudiar la unificación de las fuerzas de recepción y otorgamiento es cómo el Creador toma decisiones al estar por encima de ellas, en qué basa Él sus decisiones. Lo alcanzaremos mediante sus acciones. Pero al investigar todo lo que sucede dentro de nosotros bajo Su influencia, a través de esto queremos alcanzar su mente, Su plan, intenciones, y pensamientos. Este es todo nuestro trabajo.

Y para hacer esto todo lo necesario es la plegaria. Con nuestras propias fuerzas no podemos alcanzar Su mente y cabeza, el lugar donde las decisiones son tomadas y del cual vienen todas las acciones. Eso es porque también somos sus acciones.

Y ya que una acción espiritual siempre es hecha “por el bien del otorgamiento,” no podemos entender cómo la mente superior pudo haber tomado tal decisión. Esto siempre sucede como un “hallazgo” o milagro, como está escrito: ¡Hizo esfuerzos y encontró! Es imposible entender la mente del Creador directamente al observar la combinación de dos fuerzas: recepción y otorgamiento. Aquí es donde está la diferencia entre el Creador mismo, Su decisión, y todas las acciones que siguen a esa decisión.

Por lo tanto, una persona que llega a la plegaria pide la habilidad de entender precisamente esto: el plan y pensamiento del Creador, quien toma las decisiones. Similarmente, se le dijo a Moisés, “Me verás de espaldas, pero no verás Mi rostro.” esta plegaria surge continuamente.

[37691]
De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 10 de marzo 2011 sobre La Plegaria.

Material Relacionado:
La creación nadando en un océano de Luz
El alma le enseñará a una persona
Como Utilizar tú Libertad

Un llamado urgente para el trabajo interior

Están invitados a un taller especial el jueves, 10 de marzo 2011 a las 20:00 horas, Tiempo del Este en Estados Unidos, en kab.tv.

Estaré dirigiendo un Taller de Preguntas y Respuestas ahora que el Grupo Mundial inicia su preparación interior para el siguiente estado de unidad que se llevará a cabo en la Convención WE!

Este taller es una oportunidad única para que todos traigan sus deseos, dudas,  preguntas y  empecemos a unirnos ahora mismo.

La vida en el grado del otorgamiento

En el proceso de reencarnación, lo único que cambia es la forma externa, nuestra actitud o “vestimenta,” pero no el estado fundamental, interno.

Es imposible hablar en absoluto de ese estado en términos de pérdida de vida, de muerte.

La Luz que se expande en el Partzuf espiritual es llamada la Luz de vida. Cuando esta deja el Partzuf, viene la muerte. Sin embargo, en la espiritualidad las cosas nunca atraviesan por la vida y la muerte como lo entendemos porque una persona siempre está por encima de su llenado. Está en el nivel de la pantalla y la Luz reflejada, en el estado de Jafetz Jesed porque ha adquirido el nivel de otorgamiento.

Si la Luz viene, entonces es bueno porque una persona puede recibirla por el bien del otorgamiento y esto le da más vida. Y si la Luz de vida se va y la Luz de Jassadim permanece, esta también es vida, pero un grado pequeño de ella, hasta llegar a la iluminación más diminuta que le proporciona el mínimo justo, un estado durmiente. Sin embargo, de una forma u otra una persona siempre está conectada a la fuerza de vida.

Por lo tanto, la ciencia de la Cabalá no le atribuye ninguna importancia a las sensaciones corporales que componen nuestra vida y muerte. En la Cabalá esas son nociones completamente diferentes que no son para nada lo que entendemos por ellas.

[37724] De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá el10 de marzo 2011 sobre La Vida y la Muerte.

Material Relacionado:
¡Deja que la Luz trabaje!
Una sociedad que ayuda a empezar la vida espiritual
La verdad no cambia