Alcánzalo y recibirás la respuesta

Pregunta: ¿Por qué a menudo usted se niegan a responder preguntas sobre el texto actual del Zohar?

Respuesta: ¿Cuál es el punto de contestarlas? Una persona que lo alcanza recibe la respuesta por sí misma. Pero una persona que no lo alcanza tiene que trabajar en la consecución de  este.

Una respuesta a una pregunta que es percibida por nuestra mente terrenal nos deja en el nivel de este mundo material, calmándonos con falsa comprensión. Pero esta no es una respuesta real y no nos ayuda. Después de todo, en ese caso una persona no trata de adquirir una conexión con la Torá, con la Luz que lo corrige, sino que desea alcanzar la sabiduría, y está esta es opuesta a nuestro camino.

Por supuesto, tenemos que conocer un poco el material para estar totalmente conectados con él por lo menos externamente, como los niños pequeños que entran en contacto con algo en nuestro mundo sin entenderlo todavía. Sin embargo, no debemos recibir respuestas que apaguen nuestro deseo por alcanzar. Después de todo, estamos leyendo el texto en aras del alcance. Cuando lo alcancemos, entonces, recibiremos la respuesta. Y esa será la respuesta verdadera.

Por lo tanto, no hay prácticamente nada que preguntar sobre el texto mismo del Zohar, sobre los nombres, títulos, fuerzas, y ángeles. ¿Cuál es el punto de esto? ¿Quién lo entiende? ¿Quién te dará una respuesta, si no lo has revelado dentro de ti?

Por lo tanto, nuestro estudio en su totalidad es sólo por el bien de revelar los Kelím, vasijas, o deseos en los cuales será revelado todo lo que estudiamos.

(De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/7/11, El Zohar)

Material Relacionado:
La recompensa espiritual siempre llega con un bono
Una fórmula simple para la vida espiritual

Convertidor del alma

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: