Ayúdame a despertar de este sueño

En el estado final tenemos que regresar al lugar de donde vinimos, al principio, a donde estábamos juntos unidos, como un hombre con un corazón. El Creador creó sólo una criatura, un deseo.

Cuando este deseo se dividió en partes, la separación ocurrió sólo en relación con nosotros: es así como lo sentimos. Pero al regresar al estado de unidad, sentimos como si hubiéramos estado en un sueño. Percibimos esta separación y a todo el mundo, a toda la realidad excepto el mundo del Infinito, como un sueño.

Al descender del mundo del Infinito hasta este mundo a través de los cinco mundos u ocultamientos (“mundo” u “Olam” viene de la palabra “ocultamiento” o “Alamá”), gradualmente perdimos la sensación de la realidad, de forma similar como cuando una persona gradualmente se adentra en un sueño, hasta que se duerme completamente. Y ahora, de la misma forma gradual tenemos que despertarnos de este sueño.

Sin embargo, el único, estado perfecto existe incluso ahora, y nosotros vivimos en él. Sólo necesitamos aclarar que nuestra separación es sólo un sueño y necesitamos quitárnoslo de encima. Sólo nos parece que al intentar dar alegría  e inspiración a todos nos preocupamos de los otros. En verdad, esta es una oportunidad para trabajar conmigo mismo. Pero es muy difícil despertarse a sí mismo, y además, en aquel caso me conduciré por una pequeña meta egoísta de este mundo y nada más.

Es por esto, esencialmente, que otorgar a los amigos, levantando su ánimo, me regresa a ese mismo estado de unidad. Yo me preocupo de mi propia alma, aspirando a unirla con el resto de las partes, con todas las otras almas. Esta es en particular la misión de cada persona, al llenarse realiza su alma.

(38796 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de Marzo del 2011, preparación para la Convención WE!)

Material Relacionado:

Esta vida es un sueño.

Cuando suene el despertador

Entre dormitar y despertar.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta