Comienza a vivir en la espiritualidad

Al avanzar en el camino espiritual y atravesar diferentes etapas, somos como bebés porque no sabemos cómo desarrollarnos o qué nos sucede, y nos confundimos. Esto es lo que le sucede a los niños pequeños: Están listos para aceptar cualquier cosa que les dices ¿ya que cómo podrían saber la verdad? Están completamente bajo tu poder.

En el mundo espiritual pasamos por los mismos estados “infantiles”. ¿Entonces qué nos queda por hacer? Tras hacer grandes esfuerzos sin entender nada a través de la razón y la organización correcta de nuestro trabajo, como en cualquier ciencia, debemos darnos cuenta que en la Cabalá un científico es una persona que ha desarrollado cualidades espirituales de percepción para sentir el mundo que se prepara para investigar.

Por lo tanto, al afrontar el estudio, tenemos que pensar en la Luz que nos corrige. Esto nos permitirá entrar a la sensación, y entonces además al entendimiento del mundo que se nos revela. Primero lo sentimos, y después entendemos lo que sentimos.

Esto puede verse con los bebés: primero ellos sólo se sienten “bien” o “mal”, y nada aparte de eso. Más tarde comienzan a entender de qué depende esto, cómo acercarse a lo bueno y evitar lo malo, y así en adelante.

Las sensaciones vienen primero, siendo las sensaciones llenados específicos dentro del deseo. Pero con el fin de ser llenados, el deseo tiene que cambiar bajo la influencia de la Luz, yendo de recepción a otorgamiento. Según este grado, comenzará a sentir el llenado espiritual, llenado mediante la cualidad de otorgamiento, llenado por el otorgamiento.

Por lo tanto, nos está prohibido lamentar el hecho de que no entendemos el material que estudiamos o nuestras formas de trabajar. Una persona que piensa que entiende algo es un tonto. Una persona que está orgullosa de saber, entender, y percibir, y que se va de la lección lleno de energía, entendimiento, y orgullo, es el que tiene que darse cuenta de cuán bajo está en ese estado porque no hay plegaria o petición en su corazón, y por lo tanto ningún progreso.

Precisamente cuando una persona experimenta una carencia de llenado, una sensación de su propia insignificancia, una total falta de entendimiento o sensación, y confusión, cuando está en una niebla total y no entiende qué le está sucediendo, ahí es cuando está en el mejor estado posible para que la Luz superior lo influya. Esos momentos nos llegan sólo en ocasiones. Al principio no nos gustan mucho, pero más tarde comenzamos a valorarlos.

¿Entonces qué tenemos que preparar antes del estudio? Es el deseo de cambiar. Al cambiar nuestras sensaciones entenderemos dónde estamos y qué está sucediendo. Pero primero tenemos que sentir y estar en el estado espiritual, es decir vivir en las acciones de otorgamiento.

(De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 3 de Marzo del 2011, El Zohar)

Material Relacionado:

Tu elección: 3-5 o 35 años

El secreto del nacimiento del alma

De las palabras a las sensaciones reales

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta