Como un conejo persiguiendo una zanahoria

Pregunta: ¿Puedo motivarme para unirme con los amigos por medio del miedo o del sufrimiento que vendrá en el futuro?

Respuesta: ¡El sufrimiento no afecta el punto en el corazón!  Afecta mi deseo egoísta, ¡mi “burro”! Pero no afecta al humano dentro de mí, mi punto en el corazón. Una persona solo puede avanzar espiritualmente adelantándose a su propio libre albedrío.

Por lo tanto, si yo no desarrollo la aspiración interior de avanzar, lo que significa que construyo un lugar de almacenamiento para la Luz superior con la ayuda del grupo, entonces, evoluciono como un simple animal que está siendo “pateado”, a través del sufrimiento. Estos ataques me hacen preguntarme: ¿Por qué me están llegando? ¿Qué hice yo para merecerlos y porqué? Entonces, probablemente empezaré a conectar mi punto en el corazón con los demás.

Pregunta: ¿Pero, cómo asusto al humano dentro de mí de manera que pueda hacerlo avanzar?

Respuesta: Si de repente escuchas en la radio que nuestro país está a punto de entrar en una nube radioactiva, tu “animal” comenzaría a temblar ante una noticia tan trágica. Y tú puedes recibir algo similar por parte del grupo.

Sin embargo, nosotros no hablamos acerca de lo que nos sucederá porque no avanzamos por la vía del miedo. Deseamos avanzar haciéndonos conscientes de la importancia de la meta espiritual. La importancia de la meta es bastante virtual, intangible, y depende de la manera en la cual la vislumbremos dentro de nosotros. Si nos mantenemos enfocados en la meta cada vez más exaltadamente, entonces avanzaremos en esa misma medida.

En otras palabras, soy como un conejo que corre tras la zanahoria que se le pone delante en una cuerda. Es más, el humano dentro de mí sostiene tanto a la zanahoria como la cuerda, mientras que mi “animal” la está persiguiendo.

(39117 – De la lección sobre los escritos de Rabásh del 3/18/2011)

Material Relacionado:
Tú verás un mundo invertido
Saborea hoy el mundo espiritual.
El libre albedrío está por encima del deseo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta