Deja de andar a tientas en la obscuridad

La filosofía puede ser peligrosa para la humanidad ya que esta no se detiene en la frontera donde nuestros órganos sensoriales y todos los otros dispositivos ya no funcionan. Esta va más allá sacando conclusiones sobre lo que se encuentra en el área de la espiritualidad, basados solamente en insinuaciones y por lo tanto falta la verdad.

Lo que está implícito aquí no es la filosofía como una materia estudiada en las universidades, sino cualquier enfoque de la vida inventado por el hombre, el cual no está fundado en hechos reales. Existe un gran filósofo en cada uno de nosotros, y nosotros deberíamos luchar contra este enfoque.

Es suficiente mirar la crisis que está experimentando el mundo en todas sus formas y maneras. No tenemos lo que se necesita para manejar al mundo y todavía no poseemos ninguna prueba para apoyar otro método nuevo en el cual tratemos de aplicar a ello, lo cual también se considera como “filosofía”. Una persona ofrece una fórmula para corregir el mundo, mientras que otra sugiere otra para hacer lo mismo. Sin embargo, ¿Cómo saben ellos que esto funcionará?

Generalmente, se toma una decisión de desesperación con el fin de darle una oportunidad  en el caso de que funcione, mientras que esta no tiene un verdadero fundamento. De forma similar, hace algún tiempo, hubo tal intento de construir una sociedad de justicia total en Rusia de una teoría infundada que no tuvo un apoyo fáctico.

Por otro lado, si estamos progresando constantemente hacia lo desconocido, ¿Cómo podemos avanzar de otra manera? No tenemos oportunidad de examinar lo que aun no hemos conseguido. Sin embargo, es imposible realizar algo sin intentarlo. Entonces ¿Cómo puede evolucionar la humanidad en una base sólida, científica hacia los estados futuros donde aún no ha llegado y a los cuales solo desea ir?

 Obviamente, en este caso, todo nuestro avance se apoyará solamente en la filosofía, en la esperanza de que habrá algún resultado al final. Esto es exactamente lo que vemos cuando miramos en retrospectiva todo el curso de la historia de la humanidad hasta nuestros días.

Progresábamos mientras seguíamos la filosofía: la forma no vestida en materia. De vez en cuando, nos preguntábamos cómo podría funcionar y entonces tratábamos de implementar esto a la vida, sólo para errar una vez más. Aquella era la forma acostumbrada de nuestro avance, por medio del intento y el error hasta el día de hoy. Después de todo, la forma futura nunca se revela de antemano.

 Sólo ahora hemos alcanzado tal condición que somos capaces de revelar nuestras formas futuras. Estas se revelan en nuestra interconexión. Si nos organizamos para divulgarlas de antemano, no tendremos dificultad en tener éxito.

Después de que aprendamos a ver cómo se despliegan los cambios dentro de nosotros en la forma espiritual, seremos capaces de realizarlos en el mundo material, también en nuestra sociedad humana. Entonces no tendremos que avanzar al ser golpeados  y al experimentar el dolor, por medio del ensayo y el error. Esto es lo que la sabiduría de la Cabalá ofrece al hombre.

(31186 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 29 de Diciembre del 2010, “La sabiduría de la Cabalá y la Filosofía”)

Material Relacionado:

La preparación es la clave para el éxito en el estudio

El sendero para revelar al creador

Una licencia de conducir para controlar la vida

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta