Deshazte de los engaños

La filosofía y la mayoría de la gente en general creen que el mundo material nació del espiritual. De hecho, la Cabalá afirma lo mismo: Después de la ruptura de los mundos y del alma colectiva, los deseos perdieron sus pantallas, se volvieron egoístas, y descendieron más y más hasta que cayeron en “este mundo”. Esto definió nuestra existencia en este mundo y la de todos nuestros sentidos, los órganos de percepción.

De ello se deduce que “vinimos” aquí desde el mundo espiritual y de ningún otro lugar. De una forma u otra, la corporeidad es consecuencia de la espiritualidad. La única pregunta es si ¿el mundo corporal está completamente separado del mundo espiritual o todavía tiene alguna relación indirecta con él?
Ni la filosofía ni las ciencias naturales de este mundo son capaces de examinar la fuerza de otorgamiento, que está sólo en el interior del deseo egoísta. Por esta razón, no tienen contacto con el mundo espiritual y sólo pueden fantasear sobre él.

Hay experimentos “científicos” de lo que es considerado como el “alma”, o una supuesta conexión para que pueda ser comprendida, que se basan en definiciones incorrectas del mundo espiritual. Estos también son los argumentos filosóficos de personas que carecen de instrumentos de investigación y de una conexión real con el mundo espiritual, es decir, de un enfoque científico, y ellos asumen simplemente las cosas.

La gente puede imaginar cualquier cosa. No hay límites para la fantasía humana. Por ejemplo, hubo observaciones en los cambios de peso del cuerpo humano antes y después de la muerte. Supuestamente, la diferencia determina el peso del alma. Así pesaron el alma. Ellos también registraron los impulsos eléctricos en el cerebro en el momento de la muerte, y consideraron que estos eran la manifestación del alma que dejaba el cuerpo.

¿Qué sucede con las diferentes alucinaciones en el cerebro en el momento de una muerte clínica, cuya naturaleza es similar a la de los sueños? Estas eran consideradas como las sensaciones del mundo espiritual, donde la persona “se eleva” y luego “regresa” de nuevo a nosotros, mientras ellos recobran la conciencia.

Todas estas mentiras son causadas por la ausencia de una definición correcta del mundo espiritual. Esta es la razón por la cual las personas se confunden y piensan que pueden tocar el mundo espiritual y examinarlo.

Sin embargo, el mundo espiritual es una realidad que está por encima de nuestro deseo egoísta, por encima de nuestra materia. Aquí es donde surge el problema de la percepción de la realidad porque la gente está confundida sobre qué es la materia. Una famosa definición establece que la materia es una realidad objetiva que nos da nuestras sensaciones. ¿Qué percibo? Mi deseo.

Esto es confuso para la gente. Piensan que la materia es los cuerpos sólidos, líquidos, los cuatro elementos: fuego, agua, aire y tierra, o los niveles inanimado, vegetativo, animado, y humano de la naturaleza. Sin embargo, los cabalistas dicen que la materia es el deseo, y examinamos el deseo que es, de hecho, ¡nuestro!

Esto es totalmente confuso para nosotros. Veo un tubo de metal ante mí que soy completamente incapaz de mover, y se me dijo que es mío y que existe dentro de mí. Aquí, la gente se desconcierta totalmente, y se hace muy difícil hablar con ellos desde ese momento.

En otras palabras, es necesario superar muchos obstáculos, hasta que alcancemos un punto de vista y una definición de todos los fenómenos, que nos permitirá ver la realidad, junto con los científicos y filósofos. Hasta ahora, todos están en su propio nicho, lo cual nos lleva a una confusión enorme.

El problema principal está en las diferentes definiciones de “espiritualidad” y “corporalidad”. Con mucha frecuencia, la gente asume que la cultura y las diferentes actividades humanas entran en la vida espiritual. En este sentido, el baile es también espiritual.

Estas definiciones incorrectas realmente confunden a la gente y evitan las conversaciones serias. Por esta razón, en primer lugar, el mundo necesita que se le den definiciones correctas de la espiritualidad y de la corporalidad, de la vida y la muerte, y de la realidad superior.

De esta manera, resolveremos todos los problemas. Es necesario que las definiciones correctas estén firmemente arraigadas en la cabeza, y debes ver la realidad sólo a través de ellas. Entonces, con seguridad no cometerás errores.

(30952 – De la 4 º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/27/2011, “La sabiduría de la Cabalá y la Filosofía”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: