Despertar la tierra helada

Todo nuestro trabajo consiste en revelar nuestra habilidad interior de percibir la realidad en donde existimos verdaderamente. La realidad es permanente y eterna y lo único que nos hace falta es el sentido para reconocerla, sentirla, imaginarla y revelarla.

Pero para lograrlo, se necesita poseer los deseos adecuados, las vasijas espirituales (Kelim), que la persona misma ha preparado en su interior. Y la preparación sucede en dos etapas: El llamado para la corrección del deseo, la plegaria (MAN) viene primero, seguida de la recepción de la Luz desde lo alto (MAD), la fuerza superior que viene y nos corrige.

Necesitamos sentir en la plegaria (MAN) y la respuesta (MAD) en todas sus acciones, porque específicamente construyen los órganos de percepción dentro de nosotros que nos permitirán revelar la Luz Superior, el Creador. Es debido a esto que está escrito, “Es imposible alcanzar algo sin la fuerza de la oración”. Eso es porque necesitamos conscientemente atravesar por este proceso, precedido de nuestro deseo

Pero la pregunta es, ¿en dónde conseguir el deseo adecuado para la revelación de la Luz Superior, el Creador, una cualidad opuesta para la que no estamos preparados en absoluto? ¿Cómo pedimos y deseamos algo como esto?

Parece que ya queremos el desarrollo espiritual y buscamos la forma de avanzar, pero en la mayoría de los casos, descubrimos que nos encontramos en la más absoluta oscuridad y densa neblina, como si nos despertásemos por la mañana y fuésemos incapaces de entender lo que nos sucede: ¿De dónde venimos? ¿Cuál es nuestro propósito? ¿Qué debemos pensar y querer? Abro el libro o escucho la lección y no hay respuesta interior. ¿Cómo me prepararé y me orientaré correctamente y a costa de qué? Después de todo, una plegaria debe sufrirse, debe ser mi deseo verdadero, saliendo de lo profundo de mi corazón.

Y aquí necesitamos entender que todo nuestro trabajo consiste en preparar las condiciones para el surgimiento rápido de las Reshimot (genes informativos). Para hacerlo, necesitamos intentar crear las condiciones apropiadas: organizar el estudio, participar en la diseminación, tener una conexión con el grupo, recibir la influencia del ambiente. Esto es así porque sólo una influencia fuerte del ambiente ayudará a acelerar el surgimiento de las Reshimot desde el ocultamiento, desde el rompimiento.

Cuando nos unimos a un ambiente como este, atraemos la Luz general por su intermedio medio y comienza a influirnos, como la tierra tiene influye la semilla plantada en su interior. Y cuando la semilla siente la influencia de la tierra, comienza su despertar a la vida.

Nuestra semilla ya está plantada en la tierra y todos los Reshimot necesarios, su cadena entera está implantada en nosotros. Nuestro objetivo es solamente despertar esta tierra que nos rodea para que comience a influirnos. Lo único que se espera de nosotros es operar apropiada e intensamente, tomando ventaja de todas las oportunidades.

Resulta que mi plegaria no está dirigida directamente al Creador; es como si no hubiera nadie a quien rezar, pues yo no sé quién es Él. Una plegaria comienza al colocarse uno mismo apropiadamente bajo la influencia de las condiciones dadas. Y una vez que estoy en el ambiente, yo, junto con todos los demás y mi aspiración por el desarrollo espiritual (mi Reshimo), se vuelven hacia la fuerza que influye a la “semilla” de la “tierra”, es decir, mi Reshimo a través del ambiente.

Esta es la fuerza que quiero despertar, y mi plegaria apropiada está dirigida hacia ella. Y recuerden que la luz Superior, el ambiente y el Creador se encuentran en un estado inmutable y en reposo. La persona activa todos estos medios y usa su deseo para poner en marcha al sistema entero, para que comience a funcionar con él. De otra forma permanecerá en el estado congelado de anticipación.

[37561] De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 9 de marzo 2011 ¿Qué es la plegaria?

Material Relacionado:
El nacimiento de la intención o MAN
Evolución espiritual: de embrión a ser humano
¿Existo o no?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: