Ejemplos del Superior

El Creador se revela a través de diversas formas de otorgamiento, pero Él se revela en nosotros, en el deseo de recibir. De lo contrario, no sentiríamos esas formas. Ellas vienen de arriba, pero debemos aceptarlas y ser similares a ellas desde abajo, de nuestra parte.

Esto hace toda la gran diferencia. Tenemos un ejemplo similar en nuestro mundo cuando entendemos, vemos, sentimos, y saboreamos algo, pero entonces tenemos que reproducirlo exactamente por nosotros mismos. Hay un gran trabajo contenido en esto. En el mundo espiritual Ima disminuye su parte inferior en Zeir Ánpin y le da un ejemplo con su Luz Reflejada (Ohr Jozér). Cuando el superior actúa de esa manera, el inferior no puede fallar porque ve un ejemplo ya hecho.

De la misma manera damos a los niños pequeños ejemplos probados, fiables que no les permiten cometer errores. Pero cuando un niño quiere repetir por sí mismo lo que le han demostrado, esto ya es un problema. Él comete un error y ve que debe adquirir primero fuerza y conocimiento.

Los procesos análogos ocurren en el mundo espiritual. A pesar de que el Creador nos da ejemplos, y aunque todos los niveles vienen de Arriba, vienen en la forma opuesta. Ellos carecen de nuestros esfuerzos, y se conectan tanto al deseo como a la comprensión, es decir esfuerzos en el corazón y la mente.

Sólo al añadir nuestros esfuerzos en el deseo y la mente nos damos cuenta de los ejemplos dados por el superior, convirtiéndolos de las tinieblas a la Luz. Después de todo, al principio se encuentran inmersos en la oscuridad para nosotros porque sentimos que somos incapaces de hacerlo por nosotros mismos. Rabásh escribe sobre esto en el artículo, “La inclusión de la cualidad de la misericordia en el juicio”.

El Creador es llamado un “sabio“, porque Él tiene la Luz de Jojmá y todas las fuerzas necesarias. La persona que toma un ejemplo del Creador que es llamada “el estudiante de un sabio”, porque copia las formas de otorgamiento del Creador.

Sin embargo, tenemos que entender que esto no es sólo copiar una acción. En primer lugar, tenemos que llegar a un acuerdo en asumir estas formas, porque eso es algo que no queremos en absoluto. Si estamos de acuerdo con esto, significa que nos restringimos de alguna manera y creamos un lugar dentro de nosotros donde ellas pueden manifestarse, entonces estamos dispuestos a percibir estas formas en nuestro deseo de recibir, a continuación, comprendemos cómo están construidos y los replicamos. Esto habla sobre los estudios a pesar de nuestro deseo, junto con el deseo y la mente, hasta que veamos cómo podemos expresar y realizar los ejemplos del Creador en la práctica por nuestra cuenta.

Una larga cadena de acciones yace entre nuestra disposición para recibir un ejemplo y el llevarlo a la vida. Y todo esto es llamado “el trabajo del Creador”, porque usamos el ejemplo que hemos recibido y lo realizamos nosotros mismos por medio de la fuerza y la sabiduría que también vienen desde Arriba.

A lo largo de todo este proceso sólo debemos tener el deseo de avanzar, el deseo que recibimos del entorno.

(36815 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 2 de Marzo del 2011, Escritos de Rabásh)

Material Relacionado:

El internet: la fuerza superior escondida en la unidad

Tú también hablarás en verso

El mundo en el cual está naciendo la humanidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: