El camino hacia el alcance propio

El Zohar, capítulo “Itró” (Jetro), ítem 199: Su frente es grande, pero no tanto, sus líneas son cinco, tres cruzan de un lado de la frente al otro, y dos no la atraviesan. Es combativo, especialmente en su casa, todas sus acciones son rápidas, parece bueno pero no lo es. Se vanagloria de lo que no está en él… se dice tolerante, pero nada más, se entromete en lo que no le pertenece, y aquel que colabora con él debe ser cuidadoso con su codicia, pero tendrá éxito con él.

El Zohar nos habla de cuán complicados somos en el interior. Cada vez revelamos nuevas cualidades dentro de nosotros, que pueden ser buenas o malas y que constantemente reemplazan una a otra, debemos usarlas para discernir todas nuestras oportunidades de vernos en el estado actual, de descubrir todas nuestras debilidades y limitaciones. Así es como una y otra vez, la persona se alcanza más a sí misma, y eso significa que alcanza al Creador, como está escrito, “Por Tus acciones Te conoceré”.

Al final, todo nuestro camino es el camino del auto alcance, el alcance de nosotros mismos. En esencia, la ciencia de la Cabalá por entero le explica a la persona quién es, el acto del Creador. Por lo tanto, no necesitas nada más: al grado en que entiendas como el Creador te creó, qué creó Él en ti, porqué, y en qué forma, es decir cuánto Lo alcanzarás.

Por lo tanto, al leer las descripciones de esas imágenes del hombre, tenemos que entender que ninguna es borrada. Todas ellas se complementan a través de sus cualidades, las cuales son similares u opuestas a la Luz, y al final alcanzan la imagen del Creador.

Aparte, tenemos que entender que está hablando de una persona que avanza en la espiritualidad y así es como se ve a sí mismo por ahora, con sus cualidades positivas y negativas comparada con la Luz, el Creador. Pero la persona en sí se está juzgando a sí mismo, y discierne esas cualidades en sí mismo. Otra persona las verá diferente porque “cada persona juzga al grado de sus propias faltas”.

Si una cierta imagen aparece ante él ahora, esto sólo le parece, pero en sí no existe en la realidad. La única imagen que existe por sí misma es la imagen del Creador. Pero esas imágenes son trazadas dentro de la persona mediante sus cualidades internas.

(38217 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/16/11, El Zohar)

Material relacionado:

La vida dentro de la imagen holográfica

El camino más fácil hacia la espiritualidad

La sabiduría de la Cabalá no se aprende con el sentido común

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta