El camino hacia el grupo

Nuestro mundo está construido del deseo de recibir y controlado por el placer, cuyo deseo mantiene después en funcionamiento. Estamos constantemente atormentados ya sea por la ausencia de placer o por sus señales de la luz del futuro, que nos obligan a desarrollarnos.

Cuando la persona se da cuenta más o menos de lo que él o ella quieren, a esto se le considera como el “gen del desarrollo” (Reshimó), que es la parte del deseo que de alguna manera ve el futuro deleite y anhela precisamente por ello. En nuestro mundo, ese desarrollo se produce de forma natural. Nuevos deseos continúan desarrollándose en nosotros, mientras que contra de ellos, hay Luz Circundante que atrae los deseos hacia sí misma, al placer.

En esencia, el hombre es el deseo que anhela sentirse bien. Y si repentinamente dejamos de sentir placer con todo, inmediatamente sentimos que nos detenemos y que carecemos de energía para movernos puesto que ese deseable placer era precisamente la fuente de energía para nosotros.

Por lo tanto, seguimos desarrollándonos, pasando sucesivamente a lo largo de la cadena de Reshimót que fueron actualizándose en nosotros de forma automática, sin que seamos conscientes de ello. Sin embargo, esta cadena es finita, y ¡tiene que terminarse! Y ahora, ella da paso a un gen espiritual muy particular, en el que la Reshimó (deseo) y la Luz Circundante que la ilumina no coinciden e incluso son opuestas la una a la otra.

Y resulta que no veo cómo puedo recibir esta Luz que me exaspera. Algo está llamándome, pero no sé cómo alcanzarlo, porque en primer lugar, tengo que volverme similar a eso, recibir una pantalla anti-egoístas para esta Luz.

En este punto, la persona se detiene en seco y no puede moverse. Todo lo que puede hacer es preguntarse: “¿Para qué necesito esta vida, y qué debo hacer ahora?”, Como si estuviera acorralado en un callejón sin salida. Este período puede durar mucho tiempo, porque cualquier desarrollo espiritual requiere de nosotros muchos esfuerzos internos, hasta que la persona se acostumbre y se vuelva receptivo a este.

Y, por último, él aun hace cierto cambio en su vida: llega al lugar donde oye que es posible hacer realidad este nuevo deseo para alcanzar el llenado. Él todavía no entiende cómo lograrlo del todo, pero ya empieza a avanzar a lo largo de los grados de comprensión: 0-1-2-3-4 que debe caminar hasta el final, hasta el último, el cuarto grado, para poder comprender algo de este segmento de su desarrollo.

Y entonces, comienza otro nuevo ciclo: 0-1-2-3-4, y así sucesivamente. Y todo esto puede tomar muchos meses. Pero ahora, mientras se mueve a lo largo de estas etapas preliminares: 0-1-2-3-4 la persona siente que un secreto se esconde en este lugar, el cual lo atrae y no lo dejar ir.

Así, gradualmente se prepara para escuchar términos tales como “grupo” y “corrección” que deben ser realizados con su ayuda, así como acerca de la corrección de todo el mundo. Es un proceso bastante largo. Pero el punto es que la persona finalmente llega a saber que carece de una nueva fuerza: la equivalencia entre la naturaleza de su deseo y su llenado.

¡El deseo debe coincidir con su llenado! Este es el deseo de recibir placer, pero hay que disfrutar del otorgamiento, y entonces este será llenado. Después de todo, el llenado que está ante este, es el llenado en otorgamiento. Y con el fin de aprender a disfrutar del otorgamiento, la persona es dirigida al grupo donde gradualmente empieza a entender que él ha sido traído y lo que está pasando allí.

De repente entiende sobre lo que estaban hablando todos los artículos, los cuales solía leer y discutir sin ninguna idea de lo que estaba diciendo, en qué tipo de grupo se encontraba, y sin ninguna comprensión del por qué estaba aquí y cómo llegó finalmente en él. Pero ahora, él gradualmente puede comprender que el grupo es, de hecho, el lugar para realizar su llenado espiritual, se da cuenta de que sólo con su ayuda  él será capaz de cambiar el tipo de su llenado de la recepción al otorgamiento.

Si lo hace, será capaz de disfrutar de la Luz que vendrá y lo llenará según la medida en la que se expanda su deseo de disfrutar del otorgamiento.

(38921 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/23/2011, preparación para la Convención WE!)

Material Relacionado:
Un momento de debilidad para el gran conquistador
Añade el creador al grupo
Manteniendo el grupo en alto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta