El Creador no existe fuera de nosotros

Pregunta: ¿Cómo es posible pedir ayuda al Creador y desear otorgar, sin recibir nada para nosotros mismos?

Respuesta: Esto es exactamente lo que pedimos. Pido al Creador que me dé la oportunidad de otorgar, en la cual “otorgar al Creador” significa otorgar al grupo porque está escrito: “Yo habito en medio de Mi pueblo“. Esto es lo mismo.

No hay otro creador. “Yo habito en medio de Mi pueblo” significa que Él se revela en el grupo. La fuerza común del grupo es llamada “el Creador”. Otorgar al grupo como el único medio para otorgar al Creador.

Pensamos sobre esto en el sentido terrenal y es por eso que nos parece, “¿Qué tiene de especial el grupo? ¿Qué puedo darles? ¡Qué tontería! “Pero si realmente puedes salir de ti mismo para otorgar a los demás, pondrías revelar la realidad superior en lugar de este mundo. Es sólo que no lo logramos.

Surge una pregunta: ¿Pero muchas de las enseñanzas filosóficas también abogaron por el otorgamiento a la sociedad y consideraron la voz del pueblo como si fuera la voz de Dios? Sin embargo, esto es incorrecto porque  ellos no usaron la Luz que corrige, la fuerza interior que está presente en la sociedad.

Al final, ¿qué dice la ciencia de la Cabalá? Tú no tiene nada aparte de deseo. Dentro de este deseo hay una fuerza especial llamada “el Creador”, que se ocultó allí desde el principio. Puede despertar esta fuerza en el interior del grupo, si realmente quieres avanzar hacia esto, otorgar al grupo. Allí te encuentras cara a cara con los resultados finales, con ti mismo, con el grupo, y con el Creador. Todo está dentro del grupo, en el otorgamiento que adquieres fuera de ti mismo.

Y no hace ninguna diferencia si otorgas al grupo o al Creador. El otorgamiento en el grupo significa otorgamiento a los Kelím o deseos de los demás, mientras que el otorgamiento al Creador significa que te incluye más dentro de la fuerza común de otorgamiento que reina en el interior de estos deseos.

Tenemos que separarnos de los conceptos religiosos, de nuestra fe inherente a algún tipo de Creador que gobierna en algún lugar en el cielo e influye sobre nosotros a partir de ahí. ¡Mira cuanto poder tiene aun sobre nosotros este estereotipo! ¡Pero, en realidad, no hay fuerza superior fuera de nosotros! Esta fuerza se encuentra dentro del grupo, en la conexión entre nosotros. Y no hay nada aparte de esta realidad, que tú revelas. No hay nada por fuera de la realidad.

Al profundizar cada vez más en estas nociones, empiezas a entender que este es un enfoque muy materialista.

(De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/21/11, El Zohar)

Material Relacionado:
Hay que recibir muchos deseos: buenos y diferentes
La conversación entre el creador y su amada creación
El punto en el corazón es el trampolín para saltar hacia el Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta