El territorio humano

En la naturaleza actúan dos fuerzas que se oponen entre sí, pero esto las obliga a alcanzar un equilibrio mutuo en todos los niveles. Todas las cosas buscan el equilibrio.

La única excepción es el grado humano. De alguna extraña manera, la naturaleza nos ha dado un “territorio libre”: la sociedad humana. A medida que se desarrolla, no alcanza el equilibrio, sino todo lo contrario, se escapa de las manos: las personas solo desean destruirse unos a otros.

Hoy en día enfrentamos grandes retos. Estamos todos fusionados, dependemos los unos de los otros, de manera que cualquiera puede desencadenar un desequilibrio catastrófico que afectaría a toda la raza humana.

Pero a diferencia de los niveles anteriores de desarrollo, hoy en día podemos crear el equilibrio nosotros mismos. Aquí tenemos “la pelota en nuestras manos” para alcanzar el equilibrio con  la naturaleza en “nuestro territorio” de manera independiente.  La naturaleza te da la oportunidad de convertirte en un ser humano libre, sensible, e independiente de ella misma. Si quieres que la naturaleza continúe actuando sobre ti, entonces sigues siendo una bestia.

Puedes escoger entre ser gobernado por la naturaleza o desarrollarte y llenar el vacío. Es allí precisamente donde la persona necesita cumplir con su destino y crear el balance que corregirá todos los demás desequilibrios.

(39320 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 4/28/2011, los principios de la educación global)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: