Incorporarse al proceso de los cambios

Pregunta: La velocidad del desarrollo se acelera cada vez más. ¿Cómo despertar en nosotros el deseo para realizar los cambios que sean acordes a esta velocidad?

Respuesta: No podemos cambiar nada por nosotros mismos, solo podemos prepararnos para los cambios, en lo espiritual como en lo material. Hay que trabajar en la unión entre nosotros; es la única acción gracias a la cual estaremos preparados para estos cambios tan grandes y rápidos para que en nuestra percepción nos parezcan buenos y deseables.

Hay que comprender que el mundo avanza cada vez más hacia la globalización y la unión integral. Si de acuerdo con lo que está sucediendo  hablamos de ello, nos preocupamos para aceptarlo, entonces se formará en nosotros la base correcta para los cambios y vamos a experimentar menos problemas. Y  lo ideal sería que nos parecieron como un regalo. Pero, si tomamos otro rumbo, si nos dedicamos al proteccionismo, si cada uno se aísla de los demás, entonces los cambios venideros serán un desastre para nosotros.

Nosotros queremos el aislamiento, no nos interesan los problemas de los demás, o entran en acción los violentos métodos de coacción. El egoísmo dirige el baile, mientras el mundo sin remedio se ata con unos vínculos indisolubles. Desde arriba se instala una conexión cada vez más estrecha entre todas las partes, pero abajo estamos intentando a “separarlas”.

Al final esto llevará a un estallido; no a los disturbios en pequeña escala, sino en guerras mundiales.

Extracto de la lección por el tema El Tiempo,  correspondiente al  09 de marzo  2011.

Material Relacionado:
La verdad no cambia
Un claro ejemplo vale más que mil palabras
El proceso ha comenzado

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta