La más seria prueba

Pregunta: ¿Qué debo hacer si estoy ansioso de ser reformado, pero no estoy dispuesto a recibir esta corrección del Creador?

Respuesta: Estos son los estados que atravesamos en el camino. La primera vez que venimos a la Cabalá, no entendemos donde nos encontramos, en absoluto. Después de todo, somos guiados por el gen interior de desarrollo (Reshimó) que se mueve como una partícula con carga en un campo electromagnético y nos trae a un lugar donde podemos llegar a un equilibrio temporal.

Así nos movemos hacia adelante en el campo de fuerza y ​​terminamos en el grupo, la fuente de la Luz. Aun no entendemos de dónde vinimos, sentimos simplemente que hemos encontrado algo muy interesante para nosotros y que nos gustaría escuchar más sobre esto. Pero la persona aún no se da cuenta de lo que está pasando con él o ella y lo que es este lugar donde se encuentra.

Toda la humanidad evoluciona gradualmente a lo largo de toda su historia terrenal, y de generación en generación, nuestro deseo se actualiza. Y ahora hemos alcanzado la última, la encarnación crucial. Después de todo, nunca antes entendimos lo que nos estaba pasando. Y sólo hoy, por primera vez, nos acercamos a la realización de nuestra alma.

Sin embargo, la persona se pierde y no comprende lo que está pasando con él o ella. No ve que está en la etapa final de un proceso muy largo y único que toda humanidad atraviesa: hay quienes van a la vanguardia y aquellos cuyo tiempo aun no ha llegado, pero lo harán en su momento. Sin embargo, el verdadero trabajo comienza cuando la persona entiende que debe trabajar en la unificación con los amigos.

Y allí es cuando descubre numerosos obstáculos que no puede justificar. Él se está de acuerdo con rendirse ante este flujo y odia a todos, mientras que entrar en demandas sin fin y cálculos. Y este es el punto más problemático con el cual muchos tropiezan y renuncian, hasta la próxima vez, en la que recibirán esta oportunidad una vez más, tal vez en varios años o incluso en la próxima vida.

Nadie puede evitarlo puesto que el alma tiene que alcanzar la corrección, y no tiene nada que ver con el deseo de la persona. Lo que puede hacer es darse cuenta de lo que constituye su libre albedrío, es decir, realizar esta corrección ahora o en algún tiempo lejano.

Por lo tanto, el trabajo serio comienza tan pronto como sentimos rechazo hacia el grupo. Y en este punto, el éxito de la persona depende de lo bien que entiende que esto es sólo un juego que se juega desde el cielo y no una realidad.

No hay nada real sobre nuestra vida, incluso esta misma vida es un simple juego. Y el juego más serio es cuando la persona llega a ¡sentir el rechazo y el odio de ese amigo en particular con el que está destinado a alcanzar la unidad y a entrar juntos en la espiritualidad!

Aquellos amigos que se reúnen con él en el grupo son las partes de su alma, las más cercanas a él. Pero se le da la oportunidad de sentir odio hacia ellos exactamente para que él demande ser unidos con ellos por el Creador. Y esta es la unidad en la que él, de hecho, encontrará al Creador.

(39055 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/25/2011, Escritos de Rabásh)

Material Relacionado:
Disfruta cada momento de la vida
“Desperfectos” de una percepción imperfecta
Selección competitiva de cualidades espirituales

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta