La Mujer es en quien se dan los cambios

Para influir a los hombres de manera íntegra y poderosa, las mujeres se deben unir, pero deben hacerlo entendiendo los principios de nuestro trabajo y saber qué pedir exactamente a los hombres. Para lograrlo, deben conocer cuál es la Luz que los hombres necesitan atraer y lo que tiene que engendrar.

Una mujer en la espiritualidad es una fuerza aún mayor que el hombre. El hombre es tan solo una fuerza, una pantalla, mientras que la mujer es el lugar en donde ocurren toda clase cambios. Ella engendra un nuevo peldaño y lo nutre. Las concepción, la alimentación y la madurez hacia la edad adulta, todo esto reposa dentro de la porción de las mujeres del alma colectiva e individual.

Por lo que respecta al hombre, solamente entrega la Luz. Se dice que “él provee lo blanco”, y con esto concluye su papel. Después, habita dentro de la madre y por medio de ella, provee las fuerzas para desarrollar las almas.

Por lo que respecta a los hijos todo surge de la madre, la parte de la mujer. Todo crecimiento espiritual pasa a través de la mujer, ya que es la parte femenina que engendra las almas. Lo mismo se dice en la Torá. Por ejemplo “Abraham” y “Sara” son dos partes del alma que engendra una nueva alma y su estado más avanzado es “Isaac”. ¿Quién le ha dado a luz? Obviamente, es Sara.

Debemos funcionar como lo dicta la naturaleza. Una vez que nos hemos alineado con la naturaleza material, nos desplazaremos hacia lo espiritual, gracias a lo cual lograremos lo que nos propusimos sin causarnos daño

Y viceversa, entre más daño nos causemos al consentir a nuestro egoísmo, más clamaremos por la “igualdad” que en realidad destruye a las familias y q la sociedad y menos oportunidades tendremos. Algunos políticos se beneficiarán de ello, pero no seremos nosotros.

[37183]

De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 6 de marzo 2011 sobre Las Mujeres.

Material Relacionado:
En igualdad y antelación
¡Despierten a los señores!
Fuerza femenina y debilidad masculina

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta