La peor pesadilla de la Creación

Tenemos que unificar Israel, la Torá, y el Creador como un todo (La persona que se esfuerza directamente hacia el Creador, la Luz, y el Creador). Cada parte debe esforzarse para unificarse con los demás para que al final, esta pueda otorgar a la Luz. Es así como en el principio, la Luz era la única que otorgaba, al dotar a Máljut con la sensación de Su amor, la provocó a todas las acciones que inició con la Primera Restricción (Tzimtzúm Álef) y se desplego además hacia abajo.

Pero cuando, después de todas estas correcciones, Máljut vuelve al mismo estado de perfección, de plenitud y unicidad, en su amor y otorgamiento a la Luz del Infinito, llegamos a ver que todo eso es sólo una criatura que ha pasado por todo tipo de “dificultades”.

Estas “situaciones difíciles” son consideradas como los “mundos”, de la palabra “ocultamientos” en hebreo. Son ocultamientos en el perfecto estado del Infinito, para retirarse de esa sensación de llenado y someterse a todo tipo de experiencias interiores, impresiones, decisiones, y guerras, para construir dentro de una relación idéntica con la Luz mientras pasa por los estados de separación y luego se acerca de nuevo al mundo del Infinito, y llega finalmente a un abrazo, o adhesión completa.

En todo este proceso, hay infinitos detalles, cada uno de los cuales está relacionada con el principio y el final del proceso. Después de todo, también nosotros participamos en este enredo de sentimientos que Máljut experimenta, causados por la colisión de la Luz y la vasija, el placer y el deseo, la fuerza del Creador y la de la criatura. Pasamos a través de los mismos estados de forma individual, como partes de Máljut, por lo que al final nosotros debemos experimentarnos como una sola alma.

Después de todo, sólo hay una criatura: Máljut del mundo del Infinito. Y cada uno de nosotros debe unificarse con todos los demás, después de haber superado esta terrible pesadilla y nuestra separación ilusoria, este ocultamiento de un estado perfecto y eterno. Y entonces, todo el mundo verá que él o ella están incluidos en todos los demás con sus sentimientos, pensamientos, amor y otorgamiento.

Por lo tanto, necesitamos hacer todo lo posible para agilizar el despertar de este sueño. Está escrito que el Creador nos traerá de vuelta “fuera de Sión”, lo que significa que hay una salida (Ietziá) a partir de esta realidad, de este sueño. Entonces, veremos que estábamos en un estado de ensueño y nos unificaremos en una sola alma.

Espero que la próxima convención nos ayude a hacer un gran salto hacia adelante de manera que despertaremos y nos sentiremos como una sola alma.

(38976 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/24/11, preparación para la Convención WE!)

Material Relacionado:
La única manera de Ascender.
La pantalla me construye como una persona en el mundo espiritual
Una barrera psicológica en el sendero del otorgamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: