Muchos métodos, poco éxito

La educación es lo más importante. Vemos que esto tiene sus raíces en la naturaleza: Incluso los animales educan a sus crías hasta que estas crecen. La educación es aún más crucial para los seres humanos, puesto que se necesita tiempo para iniciarse en la vida y adquirir las habilidades necesarias para vivir en el mundo.

Las personas no adquieren esta forma natural, sino a través de complicados sistemas que cada generación construye para sí misma. Lo que separa al hombre del animal es su necesidad de adquirir conocimiento. La gente necesita aprender seriamente y educarse a sí misma, y hacerlo toma mucho tiempo.

Vemos que la principal diferencia entre esta generación y las anteriores es un egoísmo creciente. Respectivamente, necesitamos actualizar nuestro sistema educativo para esta parte que ha crecido en el hombre. Este es nuestro problema: no entendemos plenamente qué tenemos que hacer.

Aceptamos perfectamente el componente de la naturaleza. En realidad, este tampoco es el caso hoy en día, aunque hasta hace poco las madres cuidaban de los niños y los nutrían. Sin embargo, cuando se trata de cosas artificiales que están destinadas a preparar a una persona para entrar en el mundo y ayudarla a encontrar su lugar en la sociedad, lamentablemente, hay un sinnúmero de métodos. Cada uno elige lo que quiere, y en el final ninguno de ellos conduce al éxito.

Pero específicamente es el área de la educación la que la naturaleza ha dejado a nuestro criterio. Esencialmente, nada es más importante: Una persona se convertirá en lo que hagamos de él. Y es por eso que es tan importante explicar al mundo la visión cabalística de este problema.

(37550 – De la Lección 3, Convención Metzoke Dragot del 2/25/2011)

Material Relacionado:
La Cabalá es para aquellos que se preguntan sobre el significado de la vida
Orando para cambiar
La Cabalá tiene el poder de corregir la naturaleza egoísta del hombre sin descartarla

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: