No más infartos

Pregunta: Estamos creados para recibir el bien, el placer. ¿Entonces por qué debemos sentir el dolor de las otras personas? Los sufrimientos de la humanidad me puedan provocar un infarto.

Respuesta: ¿Acaso una madre no quiere sentir el dolor de su niño, entender lo que le pasa? El amor la fuerza a sentir qué le falta a él.

Cada carencia es un dolor. Puedo sentir un dolor porque no tengo una vida o simplemente porque deseo algo sabroso. De una u otra manera uno que está enamorado quiere sentir lo que le falta a quien ama para darle lo que le falta y con ello recibir placer.

No estamos hablando de las catástrofes, al experimentarlos de manera compartida podríamos tener un infarto seguramente. Imagínate: miles de tus hijos han muerto, miles y miles están en la miseria. Es imposible aguantar esto. Por eso se nos revela poco a poco.

Pero en realidad, aunque ahora es imposible explicar esto, si pudieras amarlos ahora realmente, entonces serías capaz de ver que ellos están bien. Al revelar el amor hubieras cambiado la percepción de la realidad conforme con tus nuevos deseos espirituales.

(38464 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/18/2011, sobre los principios de la educación global)

Material relacionado:

Busca en la raíz si quieres resolver los problemas del mundo
Aprendiendo a amar
No veamos más mal en el mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: