Revela, corrige, llena

Sólo existen dos elementos en la realidad: el Creador y la criatura. En última instancia, la criatura siente la abundancia que el Creador le da. Y si la criatura cambia, sucede porque el Creador la cambia ya sea para mejor o para peor, en todas las diferentes formas, dependiendo de sensaciones subjetivas.

Le damos diferentes nombres a la influencia del Creador sobra la criatura: “juicio” y “misericordia“, “bueno” y “malo”, de acuerdo con lo que nos es revelado. De una manera u otra, todas esas definiciones no van más allá de bueno y malo porque están condicionadas por nuestro deseo de recibir placer.

Existen simplemente muchas formas de bueno y malo ya que nuestro deseo por placer consiste de diferentes niveles. La Luz ha impreso diferentes formas en este con su influencia. Es por esto que dividimos la influencia del Creador en tres tipos:

La Luz que revela las vasijas;

La Luz que corrige las vasijas;

La Luz que llena las vasijas.

Este es el orden: revelación, corrección, llenado. Este proceso consiste de muchas etapas inherentes a cada deseo y grupos de deseos que están incluidos uno en el otro. Se distinguen de acuerdo con su nivel de Aviút (grosor) en profundidad y poder, y su mezcla provoca miles y miles de respuestas en nosotros.

Por ejemplo, una parte de mi deseo está en la etapa de revelación, otra parte está atravesando por la corrección, y la tercera parte ya podría estar siendo llenada. Las correlaciones entre los deseos son tan diversas y cambian tanto que experimentamos una cantidad incontable de reacciones y sensaciones. Ellas forman la imagen del mundo en el que existimos.

Al final, sólo percibimos la manifestación de la fuerza del deseo, quebrada en muchas piezas en nuestra percepción. Naturalmente, somos incapaces de controlar los deseos, sus grupos y combinaciones, y especialmente las etapas que experimentamos. Es por esto que en nuestro avance sólo necesitamos esforzarnos por una mayor cercanía al Creador, la propiedad de amor y otorgamiento, hacia la unidad.

Evocamos la Luz, su fuerza, y su manifestación a través de esta aspiración. Al acercarse a nosotros, atravesamos las etapas de revelación, corrección, y llenado de nuestros deseos.

(36730 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 1 de Marzo del 2011, Escritos de Rabásh)

Materiral Relacionado:

De las palabras a las sensaciones reales

Mientras más grande es el ego, mayor es la corrección

La aspiración está por encima de todas las limitaciones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: