Un claro ejemplo vale más que mil palabras

Todo el mundo, hoy en día, desde el más pequeño hasta el grande está en la necesidad de un método educativo. Y es más difícil llegar a los adultos que a los niños. Espero que los medios de comunicación masiva cambien y encontremos formas adicionales además de la televisión y los sitios de Internet para permitir que nuestro método sea aceptado en el mundo.

Por otro lado, estamos construyendo los mecanismos necesarios para los niños y en este reino rápidamente podemos alcanzar el éxito claro, demostrativo. Después de todo, este es un tema muy doloroso para los padres, los departamentos de educación y, en general, para toda la sociedad. La generación joven está literalmente, “filtrándose por entre nuestros dedos” y nadie sabe qué hacer al respecto.

Ahí es donde podemos demostrar un claro ejemplo de lo que está sucediendo a nuestros hijos en Bnei Baruj. Ellos quieren estar con sus padres, que es algo muy extraño. A la edad de 15 a 18, un joven se encuentra junto a sus padres, y no es porque sea retrasado. Es sólo que quiere adoptar los valores de los adultos y participar en lo que hacen. ¿Dónde en el mundo puede encontrar algo así?

Por regla general, un niño llega a casa, demanda comida, y se encierra en su habitación con una guitarra o un ordenador, y luego sale con sus amigos y vuelve por la mañana. Básicamente, él se va de casa y los visita de vez en cuando. Esto es considerado normal. Sin embargo, en nuestras familias en Bnei Baruj esto no es normal.

Por lo tanto, tenemos algo que mostrar al mundo. Esta es la difusión real. Si mostramos nuestra interconexión a todos y el apoyo mutuo en todos los grupos, si mostrar a la gente de Israel que todos los de Israel somos amigos, que hay miles de personas en el país que quieren estar juntos y que sienten que, precisamente al estar juntos revelan el Mundo Superior, esta será la difusión verdadera. Y será difusión educativa, porque realmente cambiamos el mundo, volviendo a la gente de cara los unos a los otros.

Es por eso que este verano tenemos previsto organizar un campamento internacional de los niños, así como otras actividades con el fin de mostrar al mundo los resultados de nuestra educación. Ni siquiera tenemos que decir nada, sólo dejemos que ellos lo encuentren y lo vean. Incluso ahora muchas personas y organizaciones externas están impresionadas por lo que está pasando con nuestros hijos.

Así que veamos la ciencia de la Cabalá como un método educativo que plantea que todos, niños y adultos por igual, a través del entorno, nos ayuda a cada uno de nosotros a convertirnos en humanos, similares al Creador, sin ningún tipo de reservas.

(37263 – De lección 3, Convención del Mar Muerto del 25 ded Febrero del 2011)

Material Relacionado:
La única cosa que es constante es el enfoque
Alcánzalo y recibirás la respuesta
Ascendiendo a la ruptura

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: