Una sociedad que ayuda a empezar la vida espiritual

La sociedad es la base para el avance espiritual. Y justo como las personas que corrieron de Jerusalén durante la época del Segundo Templo al ver como la espiritualidad se colapsaba y querían formar una pequeña sociedad para permanecer en la conexión espiritual entre ellos, la Fuerza Superior, mientras se ocultaban en las proximidades del mar muerto, nosotros también queremos formar una sociedad como esa.

Por ahora, puede no ser muy grande: “Sólo” algunos cientos de miles, lo cual no es mucho comparado con toda la humanidad que ahora debe despertar y conectarse. Pero tenemos que creer en los Cabalistas que dicen siempre se nos da fuerza suficiente, tanto en cantidad como en calidad adecuada, y si las movilizamos de acuerdo a nuestras habilidades y condiciones dadas, seremos capaces de revelar la Fuerza Superior.

Una vez que nos conectemos, esa chispa arderá entre nosotros y distribuirá la Luz superior a través de todo el sistema. Esta Luz nos llenará, y nos encontraremos en el mundo espiritual.

Nuestra tarea principal es formar una sociedad, un lugar para que la Luz se revele. La sociedad apropiada es llamada “Shejiná,” el lugar donde la Luz (Shojen) reina. Hay ciertas leyes para la existencia de esta sociedad. el Creador es el dador, Shojen, nosotros somos Su Shejiná, y necesitamos preparar nuestro deseo para que Él se revele en nosotros.

La Luz superior no puede ser revelada en una sola persona; debe haber al menos dos. Pero dos no son suficientes tampoco, porque de inmediato surgen entre ellos los diferentes problemas egoístas. Es por esto que entre más grande sea la sociedad más fácil es para la persona.

Por una parte, si la sociedad es muy fuerte, será más fácil para la persona ya que no necesitará invertir mucho en esta. Y por otra parte, recibirá inspiración de otros que están preparando un lugar para él entre ellos, donde él pueda entrar. Sólo necesitará cancelarse ante la sociedad, y eso será suficiente.

El crecerá literalmente como un infante en brazos de su madre o en el vientre de su madre. Esta sociedad se volverá su refugio, el “arca de Noé,” el vientre de su madre, desde donde atraerá todas las fuerzas para comenzar su vida espiritual. De esa manera avanzará.

Y aun cuando nuestro grupo no es tan grande comparado a la nación de Israel o el mundo entero, ¡nuestras posibilidades son enormes! ¡Podemos elevar a toda la humanidad entre nosotros!

Cada uno de nosotros puede recibir la Luz superior sólo si se vuelve una parte del vientre de la madre (“Rejem” o “vientre” viene de la palabra “Rajamin” o “misericordia,” otorgamiento). De otra manera, permanecerá “sellado” para la Luz, y sólo será capaz de percibir este mundo.

Si no dejo que continúe el flujo de la Luz y pase a los demás, bloqueo mi camino y evito que la Luz fluya a través de mí. Entonces percibiré sólo este diminuto resplandor que traza esta palabra para mí.

[36908] 

De la lección 2 Metzoke Dragot Congress el 25 de febrero 2011

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta