¡Niños del mundo, únanse!

Estamos desarrollando el método de corrección durante nuestras lecciones diarias. Lo construimos a partir de las fuentes primarias y sus explicaciones, de las preguntas y respuestas.

Estamos creando un sistema educativo dentro del mismo marco.

 

Un canal especial de diseminación de la Cabalá se abre aquí. Después de todo, la educación es el dolor de cabeza de todo padre o, en realidad, un dolor en el corazón. Todos están preocupados por sus hijos en cada parte del mundo, Norte y Sudamérica, Asia, África, Rusia y Europa, China y Japón. El problema de la educación está despertando en todas partes en varios grados.

Es por eso que el mundo está listo para escuchar nuestro desarrollo en esta área. Estamos comunicándonos con la UNESCO, la mayor organización responsable de la educación en todo el mundo. Fuimos muy bien percibidos, y nuestros representantes han participado ya en dos eventos en Nueva York y en Moscú.

Hemos descubierto que el mundo está anhelando resolver este problema, pero ninguno tiene la solución. La UNESCO tiene grandes expectativas con nosotros, y están inspirados con la cantidad de materiales con respecto a este tópico. Es verdad que hoy, nuestros materiales están rompiendo todas las fronteras. Cada semana producimos de 50 a 100 páginas de textos nuevos. Al mismo tiempo, estamos trabajando en un nuevo libro que será publicado bajo el auspicio de la UNESCO. Muchos proyectos más están en lista de espera.

No hay duda de que si logramos crear una generación “buena”, en su turno, ellos sabrán cómo educar a sus hijos. Por esta razón, todo el problema está en idear una manera de formar una generación que reciba una educación en vez de simple conocimiento, lo que nos dará la habilidad de convertir a los niños en seres humanos en todo el sentido de la palabra.

Ellos sabrán la razón y el propósito de su existencia, cómo pueden conectarse unos con otros, porqué comienzan con la ruptura, y por qué necesitan corregirse. En pocas palabras, sabrán como tener una actitud adecuada hacia el mundo.

En lo sucesivo, estamos realizando programas educativos con nuestro grupo de niños. Lo corregimos y encontramos nuevos enfoques en el proceso. Por ejemplo, hemos descubierto que los niños se instruyen entre ellos muy bien. Por ejemplo, el de catorce años instruye al de diez.

Esto es porque los más jóvenes ven a los mayores como modelos a seguir, y quieren ser como ellos, mientras que los mayores están orgullosos de su papel. Al final las diferencias de edad crean un gran vínculo. En general, los niños que crecen de acuerdo al nuevo método se vuelven completamente diferentes.

En esencia, toda la ciencia de la Cabalá es una ciencia educativa; la usamos para educarnos. Sin embrago, esto se vuelve muy evidente entre los niños. No es un error que, por “casualidad” crecen en nuestros brazos desde su infancia. El asunto depende de nosotros porque ellos ya están preparados para recibir de nosotros el método espiritual de educación.

El estudio de las Diez Sefirót explica el crecimiento de la persona espiritual dentro de nosotros. Podemos educar al niño de acuerdo con los mismos principios mientras lo llevamos a través de los años (grados) hacia la madurez, no sólo de manera física, sino espiritual. Este es el método que estamos tratando de desarrollar, construir, y realizar.

Este verano, estamos planeando abrir un campamento de dos semanas, para niños de todo el mundo. El programa será transmitido por internet de manera que cada niño pueda conectarse a las actividades comunes ya que esto sucederá en las vacaciones de verano. Trataremos de apuntalar la unidad de los niños en el futuro además de que ellos eventualmente crezcan en el nuevo grupo internacional, virtual, y también físico.

(40957 – De la Lección 6, Convención WE! del 4/3/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta