Ahora que tienes el método, pásalo

América es la potencia más grande, más rica, y más poderosa del mundo. Los estadounidenses aún tienen ese espíritu pionero, a ellos les encanta recordar sus raíces.

Por eso tenemos la oportunidad de influir sobre el mundo a través de América. Al principio, no vamos a mencionar la Cabalá, y en su lugar, vamos a explicar a las masas nuestro estado actual y el método que ofrece la solución, y luego, gradualmente, los llevaremos a las fuentes originales.

Si tenemos una oportunidad de traer la sabiduría de la Cabalá al mundo, esto puede suceder sólo aquí. El mundo presta atención a lo que está sucediendo en los U.S.A. La gran mayoría del Internet está en inglés. El lenguaje, el poder y la autoridad de los Estados Unidos jugarán su rol. Todo esto significa que debemos comenzar la guerra contra la crisis mundial, precisamente desde aquí.

Necesitamos trabajar juntos para organizar un sistema de difusión. Este es nuestro reto principal. Y aquí encontrarás los recursos para afrontar este reto. El Centro de Aprendizaje de la Cabalá ha sido exitoso en educar a la gente con el punto en el corazón. Pero si queremos el verdadero avance espiritual, es sólo posible si trabajamos de acuerdo con el principio de “pasarlo”.

Debemos difundir la Cabalá sin presión: sin volantes aventados en las manos de la gente, acompañados por esfuerzos apasionados de convencerlos. Más bien, debemos actuar de una manera serena, respetable, pero además coherente y lo más eficiente posible, usando como fundamento nuestros principios y todo tipo de datos científicos y de investigación.

Hubo docenas de otros estudiantes a estudiando con Rabásh además de mí. Yo era el más cercano a él, y también su asistente y secretario, lo cual me ha ayudado enormemente. Pero esa no fue la clave. Lo que más me ayudó fue que en 1983, cuando él todavía estaba en vivo, yo escribí mis tres primeros libros. Siempre estaba difundiendo, dando conferencias y lecciones.

Después de la muerte de Rabásh hubo un período en el que no tenía fuerza para empezar algo nuevo. Me mantuve yo mismo y escribí libros. Pero unos años más tarde, reanudé la difusión activa de la sabiduría de la Cabalá. Esta es la única razón por la que estoy promoviendo la corrección y mi avance personal.

Participar en la difusión, en la medida de lo posible, es esencial. Por supuesto, no todos puede escribir o educar, pero cada persona debe tener cierta responsabilidad, trabajar en pasar el método al mundo entero, deseando ayudar a la gente y de esa manera expresar su amor a los demás, para ver a todo el mundo unificado, feliz, conectado, unido en un todo único, hasta que seamos una sola alma.

Por ello, debemos crear un centro de difusión mundial con sede en U.S.A. para que el método de corrección se extienda desde aquí al mundo entero. Y todos deben reunirse alrededor de este centro para que puedan ejercer el máximo esfuerzo, su máximo potencial y talento hacia nuestro éxito colectivo. Porque si no lo hacemos, la crisis se saldrá de control.

(41310 – De la Lección 7, Convención WE! del 4/3/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: