Cuando el propósito llama

Pregunta: ¿Cómo reforzar el grupo y la unión con los amigos si sólo puedo actuar virtualmente?

Respuesta: ¿Y qué importa si es virtual? La distancia no es un obstáculo, y es absolutamente innecesario agarrarse de las manos. O, ¿crees que si yo estoy familiarizado con tu cara y personalidad, te conozco?

¿Cómo  nos encontraste? A través de Internet. ¿Crees que fue un accidente? En verdad, tus deseos te conectaron con el sistema colectivo de Adám, la conexión de todas las partes reunidas del mundo. En este sistema, hay múltiples sociedades o círculos de acuerdo con los intereses y deseos, tales como la ciencia, la banca, negocios, familia, etc.

Además, hay un círculo único que conecta a los que buscan el sentido de la vida y el conocimiento de aquello para lo cual vale la pena vivir. Estas personas se encuentran en todas partes geográficamente y en diversos círculos, pero al mismo tiempo, sin sentirlo ni siquiera ser conscientes de ello, abarcan entre ellos su propio círculo, algún campo de conexión interna, mutua.

Cuando el propósito comienza a llamar a una persona desde dentro, él se pone en contacto con este campo, sale de su círculo, y entra en este otro círculo especial. De esta manera nos encontraste en Internet.

Ahora, la nueva conexión sigue creciendo más fuerte. Podemos no habernos visto o conocido antes, pero con el tiempo, tenemos un efecto mucho mayor los unos de los otros. Cada día recibes los pensamientos y los deseos de millones de personas de todo el mundo que también han comenzado a reflexionar sobre el propósito de la creación y, por tanto, nos encontramos los unos a los otros.

(25869 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/4/2010, Escritos de Rabásh)

Material Relacionado:
“¡Quiero vivir!”
Sobre las olas
¿Cómo crezco?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: