De tal juego, tal desarrollo

Pregunta: ¿Cómo se diferencia nuestra intención al leer el Zohar de la intención de ganar una lotería? ¿No es esta egoísta en ambos casos?

Respuesta: Un niño que juega con sus juguetes, no sabe lo que realmente está haciendo. Rompe los juguetes, los pone de nuevo juntos, y mientras tanto,  aprende, crece y adquiere sabiduría. Si no se le hubiera dado los juegos que lo desarrollan, si hubiera vivido en la selva, habría crecido como un animal.

 Es increíble la cantidad de sabiduría que ponemos en los juguetes, mejorándolos constante y adaptándolos a cada grupo de edad, ¡para que un recién nacido, en pocos años, forme parte del mundo moderno!

Los juegos son un compromiso muy serio, y todo nuestro desarrollo sucede a través de ellos. Jugar un juego significa que yo estoy tratando de llegar a un estado superior a mi estado actual. Ese grado es desconocido para mí, pero yo aspiro a él. Juego significa desarrollo, es sólo que la palabra “juego” nos engaña.

Estamos en la misma situación. Si estamos ocupados con algo serio, pero no entendemos cual es el estado futuro, a esto se le llama un juego. La única pregunta es si nuestro juego tiene el poder de desarrollo ¿o no? Si juego con los animales en el bosque, esto no traerá la Luz que Reforma, no hay impacto en el desarrollo. Eso significa que me quedaré en el nivel de una bestia, porque tal es mi entorno.

Pero si, con la ayuda de la Luz  Circundante  que brilla para mí durante la lectura del Zohar, yo hago que el entorno de Rabí Shimon sea parte del mío, me asocio con un grado mayor. Entonces progreso al nivel humano.

(40178 – De la Lección 4, Convención WE! del 4/2/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: