Diferentes en la corporalidad, pero iguales en la espiritualidad

Pregunta: ¿Pueden las mujeres difundir la Cabalá a través de la música y el canto como la hacen los hombres?

Respuesta: Mientras el mundo continúa avanzando hacia la espiritualidad, habrá menos diferencias entre hombres y mujeres. Vemos que una mayor igualdad en la espiritualidad se basa en la naturaleza, después de todo, estamos ahora acercándonos a la unidad.

¿Por qué la aspiración a la igualdad de hombres y mujeres se reveló de repente en el siglo 20? Porque la naturaleza nos está llevando hacia la unidad, y en la unidad somos iguales. Por ahora está sucediendo en el plano material, hasta que empecemos a elevarnos al nivel espiritual.

Tenemos que preservar las cualidades masculinas y femeninas, lo cual es algo que somos incapaces de hacer en nuestro mundo. No debemos confundirnos pensando que nuestras cualidades son iguales, sino en vez de eso, ver su singularidad. Si no somos capaces de ver esta diferencia, no seremos capaces de crear una conexión correcta.

La naturaleza está claramente dividida en dos sexos y no podemos ocultar o pasar por alto este hecho. Sólo debemos encontrar la conexión correcta, como lo explica la sabiduría de la Cabalá.

En nuestra vida cotidiana no sabemos cómo hacer esto. Por lo tanto, cometemos demasiados errores tontos que hacen que las familias se separen, y cada persona se vaya a donde desee. Pero con el tiempo, empezamos a sacar conclusiones de estos errores.

En la espiritualidad tenemos una metodología precisa: el deseo de las mujeres tiene que empujar a los hombres. Las mujeres participan en el estudio y difusión. Además, la parte de la mujer en la difusión es mayor que la de un hombre porque la difusión se asemeja al nacimiento, lo que significa que es inherente específicamente a una mujer.

Es posible que los hombres ejecuten más, mientras que las mujeres hacen más trabajo de preparación. La mujer prepara mientras que el hombre sale a cazar o a descubrir nuevos continentes, y así sucesivamente. Él hace esto para poder traer algo de vuelta a la mujer y crear una nueva vida.

Por ello, tanto hombres como mujeres deben participar en la circulación de la Cabalá. Ni siquiera puedo imaginar cómo podríamos existir y presentarnos hoy sin las mujeres. Hay muchas mujeres ayudándome con el trabajo y su ayuda es más importante que la de los hombres. Yo dependo de las mujeres mucho más que de los hombres. Esta es una fuerza que es más dedicada, constante, e insustituible.

Si veo que las mujeres participan en algo, yo confío en el resultado. Pero si sólo están involucrados los hombres, ¡es cuestionable! Sin embargo, esto no es ni culpa ni mérito de nadie, son simplemente las partes que deben complementarse entre sí. El hombre está siempre en busca de algo nuevo, por lo tanto, no es consistente. La mujer es más estable, lo que dificulta su desarrollo personal. Pero al unirnos podemos hacer que esto funcione.

(39747 – De la Lección 2, Convención WE! del 4/2/2011)

Material Relacionado
Aspira a la meta exaltada
Nuestra fortaleza es nuestra debilidad
¿Cuál es la carencia en el avance espiritual de los hombres?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta