Dos personas, una meta

Pregunta: ¿Cuál es la naturaleza del trabajo de un hombre y una mujer en cuanto a la anulación del deseo de recibir placer en el mundo espiritual?

Respuesta: No hay diferencia alguna en el trabajo de un hombre y una mujer, porque ambos son deseos de recibir placer, ambos son egoístas. Cada uno de ellos tiene que elevar la importancia de la meta, es decir, la revelación de la fuerza superior y su conexión con todas las personas, para revelar el mundo espiritual.

Al sentir la importancia de la meta, anulo mi ego y rechazo varias cosas que aparecen como obstáculos para alcanzarla. No dejo de recibir placer de la comida o de la vida, no rechazo nada en este mundo, pero trabajo sólo en la importancia de la meta.

Decimos que nuestro mundo es importante para nosotros y está lleno de grandes placeres, pero el mundo espiritual es aún más importante y más atractivo para mí. Resulta que, de acuerdo con el grado de esta importancia, no me doy cuenta aparentemente de todo lo que me impide alcanzar la espiritualidad. De esta manera avanzo.

(40830 – De la serie de lecturas introductorias del 3/8/2011 “Alcanza el equilibrio”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta