El mal se alcanza por medio de la comparación

La historia del éxodo de Egipto y las tradiciones relacionadas con aquello están destinadas sólo para que se dirijan hacia nuestros estados internos. Estamos en una hendidura, en un problema, con golpes que caen sobre nosotros, en la atmósfera de un escape, una carrera y obscuridad. En esencia, este es el proceso del nacimiento espiritual, comparable al nacimiento del cuerpo físico.

Esto es lo que debemos alcanzar. Pero ¿cómo? Después de todo, siempre estamos huyendo del sufrimiento. Entonces ¿Cómo podemos no huir del estado de la salida de Egipto? En el mundo material puedo encontrarme en una situación donde sólo hay una salida. Pero en la espiritualidad todo ocurre en relación con mi deseo. Si no quiero experimentar las plagas egipcias, entonces no las experimento. Pero más tarde tomaré el camino espinoso junto con toda la humanidad bajo la tensión de “la presión del desarrollo”. Sin embargo, quiero acelera el camino. Entonces ¿me pondré yo mismo bajo el golpe?

Los cabalistas responden: no debes revelar los golpes y problemas en algún lugar afuera, sino sólo en el estado presente. ¿Cómo? ¿Podría ser realmente que en mi sensación tenga que “transformar” la realidad de bien en mal? ¡Esto es correcto! Posiblemente digas, “¡Pero cuando sienta el mal, huiré!” En realidad, no, no lo harás. Esto se debe a que revelarás el mal en relación con la meta más alta. Tienes que valorar la espiritualidad como algo deseable y verdaderamente inestimable. Entonces el presente estado te parecerá malo. De esta forma serás capaz de moverte hacia adelante sin abandonar el camino.

Despertamos la meta espiritual para que esta brille para nosotros. Entonces deseamos alcanzarla, mientras que el estado actual se convierte en exilio, obscuridad, plagas egipcias. Esto nos inhabilita para elevar la importancia de la espiritualidad ante nuestros ojos, elevar la importancia del otorgamiento, el amor por el prójimo, y la unidad de los amigos a tal grado que el exilio llegará a ser insoportable y tendremos que escapar de este.

Pregunta: Si la salida de Egipto ocurre en tales condiciones difíciles, ¿Cómo debería combinarse esto con el optimismo y la energía que nos llena después de la convención?

Respuesta: Nosotros aspiramos sólo al bien, y entonces el estado presente nos parece insoportable. En el camino de aceleración revelo los buenos estados por adelantado y comparados con ellos, la situación presente me parece mala.

Yo no tengo que sufrir del todo en un callejón sin salida, sin saber qué hacer conmigo. Este ultimo enfoque se llama “avanzar a su debido tiempo” hasta que por la “presión del desarrollo” sin embargo, revelemos por adelantado el bien. Esto hace toda la diferencia. Al comparar el estado actual con la unidad deseada, con el amor por el prójimo y el otorgamiento, siento que estoy en un problema, en la obscuridad. Es así cómo me preparo para la percepción espiritual, formando ya valores espirituales dentro de mí mismo. Al elevar el otorgamiento ante mis ojos, me preparo para la redención y acelero el camino, me empujo hacia adelante.

(40267 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 4/10/11, preparación para salida de Egipto)

Material Relacionado:
El éxodo de Egipto se experimenta en el corazón
De la Oscuridad Egipcia Hacia la Luz
Convirtiendo la serpiente en cayado

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta